-

6 de julio de 2018

Olive S (40gr) de PussyBat - Review


Olive S de PussyBat es un pequeño dildo de madera, hecho a mano y tratado para que experimentes un nuevo material bodysafe.

PussyBat es una marca española que fabrica, a mano, dildos y plugs de madera. El diseño principal deriva de la imagen del bate de béisbol y la erótica que en algunos ambientes se le atribuye. Con una gran variedad de maderas, siempre naturales y seguras para el cuerpo, tratadas para que duren toda la vida y con formas ergonómicas para que se adapten a nuestra anatomía.



¿Qué características tiene?

* Madera de olivo.
* Con unas medidas de 13 cm de largo, 2 cm en su parte más ancha.


¿Qué incluye?

* Funda de almacenaje.


Experiencia

Tengo muy en cuenta los materiales de los productos eróticos que pruebo; ni personalmente quiero arriesgarme a usar un material o componente que pueda perjudicarme, ni quiero recomendarte algo que no presente unos estándares de calidad y seguridad que no acepto para mí. Dentro de éste marco, me gusta probar cosas nuevas -creo que te hacías ya una idea de ello-, y llevaba tiempo deseando tener en mi poder un dildo de madera.

Me parece un material sorprendente; siéndote sincera hace años no habría dado un céntimo por la idea de penetrarme con un 'trozo' de madera, más que nada porque tenemos en la mente que es un material, aunque natural, duro, áspero, agresivo, porque seguro que como yo te has dejado las manos y las piernas corriendo entre arbustos y ramas y claro, aprendiste que abrazar a los árboles estaba bien sobre el papel, pero que ponerlo en práctica era otro asunto.

Ahora no sólo puedes abrazar un árbol, si no que puedes follártelo. ¿Cómo te quedas?


Lo más reseñable del producto es el material en sí, y que se trate de dildos y plugs hechos a mano, por lo que tienes ese punto de exclusividad al tener un juguete único; obviamente eso ésto también grava el coste del producto.

Están tratados para que el material se perciba suave, agradable y seguro; tallados, pulidos, y barnizados con aceites 100% ecológicos se convierten en el juguete perfecto para una escapada al campo (por eso de seguir la tónica naturista, ¿no lo habías pensado?).

La madera tiende a ser cálida al tacto, aunque evidentemente se pondrá mucho más caliente cuando empieces a jugar con ella. Para lavarlo basta agua y jabón neutro, y por supuesto dejarlo secar debidamente antes de guardarlo. Al estar tratada, la madera no es porosa, lo que hace que sea segura y, en condiciones óptimas de higiene, no presente amenaza alguna para tu salud.

El tamaño es bastante modesto, pero se convierte en un buen complemento para iniciarse en el sexo anal, o bien para completar cunnilingus jugando a penetrar la vagina.


Pros

* Bodysafe.
* Una maravilla exclusiva.


Contras

* El tamaño se queda corto para según que prácticas.


Recomendaciones

* Úsalo con lubricante con base de agua.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo. Para ello usa agua y jabón neutro.
* Sécalo con un paño que no tenga pelusas, y deja que termine de secar al aire un poco antes de guardarlo.
*Guárdalo en la funda que incluye.

Dime, ¿sabías que había dildos de madera, conocías PussyBat, qué te ha parecido, has probado alguno de la marca...? Cuéntamelo en los comentarios...

4 comentarios:

  1. Yo con los de plástico me llevo muy bien, pero no te quiero negar que este de manera tiene un cierto atractivo que me pone muy burra... Gracias por darlo a conocer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La silicona es genial, pero hay muchos otros materiales fantásticos que nos aportan sensaciones diferentes, como la madera y ese toque 'natural'. Si te lanzas a probarlo nos cuentas...

      Besotes.

      Eliminar
  2. Lo cierto es que tengo uno muy parecido. Y donde esté el tacto de la madera, que se quiten los plásticos. Hay que ser ecologistas!. jeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madera tiene un puntazo, aunque sigo siendo más fan del vidrio o el acero, una que es de sensaciones térmicas, jajaja.

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...