-

27 de junio de 2018

Sakura de Iroha (Tenga) - Review

Iroha Tenga

Sakura de Iroha sorprende por la textura tan blandita y amorosa -squeeze que dirían- pero que, a diferencia de lo que pudieras pensar, tiene una gran potencia.

Iroha es la gama de productos Tenga más llamativos a la par que discretos. Destacan las formas sugerentes y nada explícitas, los materiales suaves y seguros para el cuerpo, y una estética que quedaría bien adornando cualquier estantería -además de donde el placer lo reclame-.



¿Qué características tiene?

* Silicona médica y ABS.
* Recargable.
* Resistente al agua.
* 4 modos de vibración.
* Con unas medidas de 8.3 cm de largo, 5.3 cm en su parte más ancha.

Iroha Tenga

¿Qué incluye?

* Cable usb.
* Adaptador de pared.
* Caja de carga/almacenaje.
* Manual de instrucciones.

Experiencia

Cuando sacas a Sakura de la caja no sabes si ponerlo en marcha y masturbarte, o usarlo como pelota antiestrés. La estructura de silicona es tan, tan, pero tan amorosa que podría pasarme horas masajeándola sin cansarme. Aunque claro, no has venido aquí a leer cómo sobo un estimulador, si no para que te hable de la parte funcional, así que empecemos, como siempre, por lo técnico.

El material principal es silicona médica, teniendo una pequeña parte -donde van los botones- en ABS. La sensación de doble densidad hace que el contacto con el cuerpo sea suave y agradable, además de cálido, sin esa rigidez que frecuentemente presentan los vibradores externos.

Cuenta con 4 modos de vibración, 3 fijos y uno intermitente; todos con una muy buena potencia y bastante silencioso en la ejecución. Con los dos botones que incluye podremos encenderlo  pulsando durante unos segundos en el botón + e ir variando entre los modos, y con el botón - también podremos variar los modos y apagarlo apretando nuevamente unos segundos.

Iroha Tenga

Incluye una base de carga magnética, bastará con colocar a Sakura en la posición correcta -los botones sobre los bajorelieves- y conectar la base al cabe USB. Podemos usar un puerto USB o emplear el adaptador de pared para cargarlo en la red eléctrica de cualquier lugar. La base, además de para cargar el producto, nos servirá para guardarlo en perfectas condiciones, expuesto en una estantería incluso, pues la tapa transparente y lo sutil de la forma de Sakura no resultará evidente y sí un bonito elemento decorativo a la vez que quedará protegido del polvo.

Iroha Tenga

Para lavarlo, agua y jabón neutro como de costumbre. Al ser resistente al agua podemos lavarlo sin temor a estropearlo (incluso llevarlo a la ducha), y para seguir con su mantenimiento, úsalo siempre con lubricante de base en agua.

Ahora que sabemos el poder que tiene y cómo funciona, lo suyo es probarlo. Y, como decía antes, el tacto es realmente agradable, así que, cuando logremos dejar de estrujarlo con cariño, podremos usarlo en las zonas que más nos apetezcan.

En el extremo vemos que tiene como dos piquitos, son muy blandos y, como el resto de la superficie, distribuyen muy bien las vibraciones, por lo que esa zona es perfecta para estimular los pezones o el clítoris por su dimensión. Claro que puedes usar toda la superficie donde prefieras, pero empezar con el extremo e ir dejando que el cuerpo pida más puede ser muy excitante.

Iroha Tenga

Este tipo de estimuladores, además de usarlo a solas o en compañía, por supuesto, te facilita el uso al poder manejarlo con la mano, o bien colocarlo en el lugar elegido -vulva, pene- y restregarte contra Sakura sintiendo la suavidad del material. Ya sabes lo fan que soy de follarme almohadas con un vibrador por medio (vaya dato para el currículum...), tiene ese aliciente de la postura, que ya de por sí me resulta muy excitante, con el roce sin manos que te da la oportunidad de ocuparlas en otros menesteres. Recuerda que lo suyo es que estimules tu cuerpo con el lado contrario al que están los botones, así podrás acceder a ellos cuando lo desees, y evitarás que los fluidos puedan entrar muy profundamente en la estructura.

A la hora del uso, y cuando las manos no controlan ya muy bien lo que hacen (cosas del placer), es posible que aprietes un botón en el peor momento, justo ese en el que 5 segundos más te hubieran llevado al placer más absoluto. Se evita cogiendo el vibrador por los laterales, y favoreces así a limitar el 'síndrome de la mano hormigueante' que producen algunos vibradores potentes cuando la energía se distribuye por todo el producto intensamente.

Iroha Tenga

El tema del ruido es una de las cosas a las que mayor atención presto; para mí es importante poder disfrutar del vibrador sin tener que estar atenta a si alguien fuera de mi cama puede oírme, y Sakura cumple con creces esa privacidad acústica y lo hace con una potencia nada desdeñable.

La limpieza es muy sencilla, no tiene recovecos complicados, la única parte es la correspondiente a los piquitos pero que, al ser tan blanditos, se mueven bien para propiciar que el jabón o producto de limpieza llegue a cada rincón. Te recomiendo secarlo con un paño que no deje pelusas, y dejarlo al aire hasta que se termine de secar, sobre todo antes de meterlo en la caja y cerrarlo; si lo guardas húmedo puede estropearse y favorecer la proliferación de moho, cuida tus juguetes sexuales con todo el amor que merecen.

Iroha Tenga

Sin duda Sakura es una gran recomendación para esas personas que buscan un vibrador potente, silencioso, sencillo, que estéticamente no les imponga y que puedan guardar en cualquier sitio sin miedo a que alguien lo descubra.


Pros

* Pequeñito.
* Silencioso.
* Tan blandito que es amor puro.

Iroha Tenga

Contras

* En algunas ocasiones puedes darle sin querer al botón en el peor momento.
* La caja es genial, pero es pesada, no está pensada para llevarla de viaje.

Recomendaciones

* Úsalo siempre con lubricante con base de agua para mantener las propiedades del material intactas.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo. Para ello usa agua y jabón neutro; puedes usar también un limpiador específico para juguetes de silicona.
* Sécalo con un paño que no tenga pelusas, y deja que termine de secar al aire un poco antes de guardarlo.
*Guárdalo en la cajita de carga/almacenamiento para evitar que se estropee al roce de otro material o por el polvo.

Dime, ¿conocías a Sakura, qué te parece la colección Iroha, tienes algún producto de la gama, y de Tenga, tú también tienes la tentación de pasarte horas con él en la mano...? Cuéntamelo en los comentarios...

2 comentarios:

  1. Es muy mono y sin duda dan ganas de achucharlo! Gracias por hablarnos de él! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Un buen compañero para la ansiedad, de varias formas...

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...