-

21 de febrero de 2018

G-Lover de Shots Toys - Review

G-Lover de Shots Toys

G-Lover de Shots Toys, es un vibrador ideado para que le des amor al Punto G, y ya de paso acaricies el clítoris.

Shots Toys es una marca holandesa de larga trayectoria. Entre sus productos podemos encontrar gran variedad de distintas gamas, unas más altas que otras, aunque mayormente asequibles, sobre todo si lo comparamos con otras.



¿Qué características tiene?

* Fabricado en silicona y ABS.
* Recargable.
* 10 modos de vibración.
* Unas medidas de 21 cm de largo y 3.5 cm de diámetro.


¿Qué incluye?

* Cargador USB y base de carga.
* Garantía y guía con otros productos.

G-Lover de Shots Toys

Experiencia

G-Lover está ideado para estimular el Punto G y el clítoris. A diferencia de otros vibradores con los mismos propósitos, la parte que estimula al clítoris no sobresale apenas, dejándolo accesible dependiendo del ritmo de penetración que llevemos, pero sin imponernos una estimulación clitoriana si no la deseamos.

Cuenta con 10 modos de vibración, dentro de los cuales encontraremos unos continuos y otros secuenciales, para que demos con el más adecuado al momento de uso. Para encender el vibrador sólo hace falta pulsar el botón central durante unos segundos, y éste se pondrá en marcha en el primer modo. Para variar entre los distintos modos deberemos pulsar las flechas arriba o abajo dependiendo de si queremos avanzar o retroceder, algo que no siempre es posible en todos los vibradores obligándote a recorrer todas las secuencias aunque quieras recuperar la inmediatamente anterior.

G-Lover de Shots Toys

Es bastante silencioso, algo que ya sabes considero un punto fuerte de un vibrador; nunca sabemos quién puede estar escuchando al otro lado y perturbar nuestra intimidad. La potencia es adecuada, jugando con los diferentes modos de vibración descubrimos unas vibraciones más intensas que otras, y aunque tienes dónde elegir, tienden a una estimulación de media a alta en cuanto a potencia; la vibración cosquilleante no está disponible -pero si ésto te preocupa, siempre puedes estimularte por fuera de la ropa para que ésta amortigüe la potencia si la consideras elevada-.

La batería es recargable mediante USB de forma magnética; es decir, el juguete no posee clavijas ni hendiduras donde colocar el cargador, si no que se une mediante potentes imanes. Ésto hace que G-Lover sea resistente al agua y que puedas tanto meterlo en la ducha contigo, como lavarlo bajo el grifo, con un poco de jabón neutro, sin miedo a estropearlo. Al ser de silicona -a excepción de la zona de los botones-, el tacto es suave y debe emplearse un lubricante con base en agua.


Hablemos de la experiencia. Es un vibrador con muy buena operatividad, los botones son claros, sencillos y la posición en el producto es correcta, evitando que por error pulses un botón en el peor momento durante la estimulación.

G-Lover de Shots Toys

La batería tiene muy buena duración. Mientras se carga la luz de los mandos aparecerá en rojo, apagándose cuando esté completamente cargado. Otro apunte sobre las luces de los mandos es que, a medida que cambiamos los modos, podremos apreciar que se cambian de color los botones, lo que nos puede ayudar a recordar qué modo de vibración nos resulta más estimulante, en lugar de andar recordando un número, o repasar todos los modos cuando tenemos claro lo que queremos.

La estimulación vaginal en general, y del Punto G en particular, son los puntos fuertes de G-Lover, aunque como he comentado antes, la estimulación clitoriana también es posible. Es obvio que con el vibrador fuera de la vagina podremos moverlo allá donde queramos, pero me refiero a la estimulación simultánea de Punto G y clítoris. En este caso podemos optar por diversas formas de empleo para alcanzar el clítoris.

Cada cuerpo es diferente, y por tanto lo es la distancia entre el clítoris y la vagina, lo que hace que en ocasiones los salientes que se encargan de estimular el clítoris no estén exactamente a la distancia que nuestro cuerpo pide. Tenemos la opción de jugar a penetrar sin más, de forma recta; o la que personalmente prefiero, que requiere algo de juego de muñeca. En lugar de penetrar recto, se trata de hacer movimientos ascendentes al extraer el vibrador, haciendo que incremente así el roce contra el clítoris, aprovechando al máximo el saliente destinado a tal efecto.

La relativa flexibilidad del cuerpo nos da margen a lo anterior manejándolo mejor que un producto totalmente rígido. Igualmente, el saliente externo tiene una buena capa de silicona que resulta agradable, evitando que un posible tacto más rígido -como el del ABS que se encuentra a pocos centímetros- nos rompa la atmósfera sensitiva.

G-Lover de Shots Toys

Un vibrador sencillo pero que cumple con su propósito. En cuanto al coste, se encuentra dentro de un espectro económico, convirtiéndolo en una gran opción si tenemos más en mente una estimulación interna con posibilidades de 'externalizarla', de buena potencia, bastante silencioso y que no nos obligue a depender de pilas.

Pros

* Fácil de limpiar.
* Cuerpo flexible.
* Recargable.


Contras

* Echo en falta que el saliente para el clítoris fuera más prominente.
* Carece de funda de almacenaje, y la caja es inestable para mantenerlo en ella.


Recomendaciones

* Úsalo únicamente con lubricante en base de agua, si usas de otra clase el juguete se estropeará.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo. Para ello usa agua y jabón neutro y repasa las pequeñas margas del mango para que no se quede nada de lubricante o flujo retenido.
* Sécalo con un paño húmedo y deja que respire un poco antes de guardarlo.
* La mejor forma de conservarlo es guardarlo en una funda individual, bien una que tengas, o bien una que fabriques con ésta guía.

Shots Toys

G-Lover de Shots Toys ha sido cortesía de El Gran Bazaar Sex Shop, facilitando una review sincera y honesta como de costumbre.

Dime, ¿te ha gustado G-Lover, prefieres un estimulador interno, uno externo, uno doble, has descubierto tu Punto G o el de tu pareja/amistad, disfrutas de su estimulación...? Cuéntamelo en los comentarios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...