-

13 de septiembre de 2017

Caress de Adrien Lastic - Review

Caress Adrien Lastic

Una de las nuevas incorporaciones dentro a Adrien Lastic es Caress, que puede traducirse como caricia, y no puede tener un nombre más acertado.

Hace unos meses te hablé de Mini Bonnie, y al final de la review mencionaba Caress y las ganas que tenía de probarlo. Pues bien, lo he hecho gracias a Adrien Lastic y ha llegado la hora de contártelo todo, todo y todo.


¿Qué características tiene?

* Silicona y ABS.
* Resistente al agua.
* 10 modos de rotación.
* Recargable.
* 2 motores.
* Unas medidas la base de 5.3 cm de largo y 3.7 cm cada cabezal (varía mínimamente en función del cabezal).

Caress Adrien Lastic

¿Qué incluye?

* Estimulador.
* Cable USB.
* Manual de instrucciones.
* Funda de almacenaje.


Experiencia

Llevaba tiempo queriendo probar este estimulador con aspecto de exprimidor. Sí, sí, exprimidor, porque no me puedes negar que Caress a primera vista lo parece; y si nos ponemos metafóricos, es capaz de exprimirte cada orgasmo. Te explico cómo funciona y luego vamos a lo más lúdico, la experimentación...

Está fabricado en silicona médica (cuerpo y cabezales) y ABS (zona de enganche de los cabezales), lo que lo hace higiénico, seguro y muy agradable. Posee un solo botón que servirá tanto para encenderlo, para cambiar entre los distintos modos de vibración (rotación más bien), como para apagarlo.

Para encenderlo tendremos que apretar el botón durante unos segundos hasta que se encienda la luz sobre el botón; una vez encendida, pulsaremos de nuevo para ponerlo en marcha, e iremos pulsando consecutivamente para pasar al siguiente modo de vibración. Una vez transcurridos los 10 modos, volverá al primero. Para apagarlo basta con apretar el botón de nuevo durante unos segundos. Este funcionamiento nos sirve como bloqueo de viaje, asegurando que no se pondrá a vibrar en la maleta.

Caress Adrien Lastic

Como he comentado, tiene 10 modos de vibración/rotación, 5 en los que gira en una sola dirección de forma constante, y 5 en que gira de uno a otro lado de forma irregular (en el vídeo puedes ver una demostración de ésto). Cuenta con dos motores, es resistente al agua, y muy fácil de limpiar con agua y jabón neutro; recuerda secarlo perfectamente (preferiblemente si lo dejas acabar de secar al aire) antes de guardarlo.

La carga es magnética en el extremos contrario a cabezal, al cargar la luz se mantendrá roja, y tornará a naranja cuando se haya completado la carga, en lo que tardará 120 minutos, para 60 minutos posteriores de uso y disfrute continuado.

Hablemos de los cabezales, que es la parte más especial de Caress. Incluye 5 cabezales de distintas formas, destinados a diferentes tipos de estimulación, y diferentes gustos también. Algo muy inteligente porque no todas las personas tienen la misma sensibilidad, ni les gusta el roce con la misma intensidad. Dentro de los cabezales hay formas que son auténticas caricias, y otras que quizá puedan resultar molestos para los clítoris más sensibles. No obstante, todo es probar los 5 y descubrir cuál, o cuales, se ajustan mejor a lo que te gusta.

Los cabezales son fáciles de intercambiar. Puede que cueste un poco quitarlo (sobre todo si lo haces con ellos húmedos, ejem), pero ahuecando de un lado saldrá para que puedas poner otro, o lavarlo si ya se han acabado los juegos. Ponerlos es más fácil.

Caress Adrien Lastic

En cuanto al ruido, ya sabemos que es algo importante, nadie quiere el ruido de un martillo neumático en el oído mientras se masturba (o tal vez sí, para gustos...). Tiene un sonido moderado, quizá lo más reseñable que tiene como asignatura pendiente Adrien Lastic, llegar a ese 'punto' de sigilo, pues aunque fabrica juguetes de bajo impacto acústico, aún es mejorable. De todas formas, tampoco resulta desagradable (sólo no muy discreto), y también con el sonido puedes percibir en qué modo de vibración estás.

En cuanto a la experimentación, ha requerido algo más de tiempo porque realmente es como evaluar 5 juguetes; que los cabezales son piezas intercambiables, pero cada uno aporta una estimulación y hay que informarse con fundamento, ya sabes, prueba y error, prueba y orgasmo...

Caress es un tipo de juguete que, por su forma de operar, no da lugar a mucha operativa a la hora de usarlo, y me explico. A diferencia de otros, no puedes 'follártelo' contra la almohada (perdona, una tiene sus vicios), debes, bien tú, bien otra persona, sujetarlo sin ejercer una presión excesiva para que se mueva sin restricciones. Ojo, que esto no es malo, simplemente es un hecho, como que no puedes tocar el fuego aunque puedas tocar la bombilla de una linterna, ilumina, pero no es igual... Pues si no puedes follarte a Caress no lo haces, dejas que te lo haga todo a ti y listo. También te digo, que aún sin el restregón de almohada, el placer está ahí, no en vano todas las pruebas con distintos cabezales lograron el orgasmo éxito.

¿Cómo elegir el/os cabezales óptimos? Probándolos todos, no hay otra forma. Aunque si te sirve de algo, te daré mi opinión sobre cada uno de ellos (cada cuerpo es un mundo, prueba por tu cuenta para saberlo de primera mano).

Cepillo bajo - Perfecto para la estimulación de los pezones, en el clítoris, y sobre todo si ha habido algo de roce previo, me resulta molesto por hipersensibilización.

Caress Adrien Lastic

Cepillo alto - En los pezones no va mal, pero en el clítoris lo siento casi tan molesto como su hermano bajo.

Caress Adrien Lastic

Orejitas - Ni fu ni fa. En el clítoris no me dice nada, o bien 'atrapas' el clítoris entre las orejas y cruzas los dedos porque no se mueva, o no le veo mucho la gracia. En los pezones menos todavía.

Caress Adrien Lastic

Aletas espiral - el mejor con creces, ya sea para el clítoris o los pezones, acaricia suavemente y abarca en su totalidad, bien lubricado ya ni te cuento. Pero en el clítoris...mmm el clítoris.

Caress Adrien Lastic

Aletas largas - También satisfactorio, aunque quizá un poco menos que su primo pequeño, supongo que por abarcar menos superficie al rotar, por tener más aletas, por estar más juntas...no sé decirte.

Caress Adrien Lastic

Respecto a los modos, todos tiene su momento, aunque una vez ya bastante excitada, del 4º al 8º -ambos inclusive- me parecen los mejores. Al tener ritmos rotatorios a ambos lados, estimula el clítoris al completo, dando milésimas de descanso al lado más sensible de éste (sí, es posible tener un lado del clítoris más sensible que otro). Habitualmente soy más fan de las vibraciones constantes, pero en el caso de las rotaciones de Caress me parece más estimulante la fluctuación.

A modo de advertencia tengo que avisarte: cuidado con el vello púbico. Si no tienes nada de vello, todo bien; si lo tienes recortado, todo bien; pero como la selva te haya conquistado el sur y tengas el vello largo, ten cuidado o sufrirás algún que otro tirón de pelo, y no de ese excitante... Si abres los labios vaginales con los dedos (con el vello de los testículos lo veo más complicado, la verdad), separando bien cualquier pelo que pueda haber por la zona, te ahorrarás posibles tirones. La otra opción es recortar un poco el vello, pero eh, que si te gusta salvaje, que crezca en libertad...

Caress Adrien Lastic

Si lo que buscas es estimulación externa, directa, variada y divertida, déjate exprimir entre caricias placenteras por Caress. Y aunque es un juguete pensado para la estimulación del clítoris, no me cabe ninguna duda de que también puede ser interesante en otras partes, que si lo es en los pezones, igual puede serlo en los testículos...es cuestión de probar, ¿no?

Pros

* Potente.
* Resistente al agua.
* Modos de rotación irregular molones.
* Incluye funda de almacenaje.


Contras

* Podría ser más silencioso.
* Algunos cabezales pueden ser molestos con una alta sensibilidad.
* Se debe tener cuidado si tienes el vello púbico largo, es desagradable si engancha algún pelillo.

Caress Adrien Lastic

Recomendaciones

* Úsalo siempre con lubricante en base de agua.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo, sobre todo la primera vez, para ello basta con agua y jabón neutro. Puedes usar algún limpiador específico para juguetes de silicona, siempre siguiendo las instrucciones de uso. 
* Sécalo muy bien antes de guardarlo, y asegúrate que el paño no deja pelusas. Deja que respire un poco antes de guardarlo.
* Dado que incluye una funda de almacenaje, es el mejor sitio donde puedes guardar el juguete para evitar que se estropee.
Adrien Lastic


Gracias Adrien Lastic por ofrecerme probar este interesante estimulador. La review que acabas de leer es una opinión honesta e independiente basada en mi experiencia personal, como siempre.

Dime, ¿has probado algún juguete de Adrien Lastic, qué te parece Caress, has probado algún estimulador rotador, qué tiene que tener un juguete erótico para enamorarte...? Cuéntamelo en los comentarios...

2 comentarios:

  1. Pues a este "exprimidor" también le tengo yo ganas de pillar por banda. Eso de los cabezales intercambiables debe de dar mucho juego, como me acaba de confirmar tu review.
    Como siempre, a seguir sacrificándose por el bien común.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy con María, parece un artículo muy completo. Ir cambiando las piezas, los distintos masajeadores poco a poco, debe ser muy placentero.
    Gracias por compartir y saludos!

    ResponderEliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...