-

28 de julio de 2017

Escorts, ¿qué son y qué ofrecen?

 

Llega un día en que te encuentras en una ciudad ajena con demasiado tiempo libre; tal vez otro en que deseas cumplir esa fantasía erótica que tantas sensaciones te provoca en la imaginación; que te gustaría vivir la experiencia de quedar con una o varias escorts; puede que quieras añadirle un toque diferente y picante a tu relación y quieras hacerlo sin complicaciones…

Existen multitud de motivos por los que usar el buscador de Escorts Factory para encontrar a la escort que ofrezca lo que quieres en la ciudad en la que te encuentres. Podrás buscar entre distintas ciudades, seleccionar por el tipo de servicio, y las habilidades o accesorios que quieres que formen parte de la experiencia.


Pero… ¿qué es una escort?

Una (o un, que hay personas de todos los géneros) escort es una trabajadora sexual, una mujer de compañía, una prostituta, una puta. No todas las escorts ofrecen los mismos servicios, pues hay quienes sólo incorporan el acompañamiento a eventos o viajes, quienes incluyen a lo anterior el sexo, o bien quienes centran su actividad exclusivamente en mantener relaciones sexuales.

Cada escort ofrece unos determinados servicios, y éstos se realizan bajo el consentimiento de ambas partes, y el pago de dicho servicio por parte del cliente. Es importante aclarar que la escort no vende su cuerpo en ningún momento, sino su tiempo; que invierte en dar el servicio contratado previamente y para el cual se servirá de su cuerpo (y eventualmente accesorios) como herramienta.

Y… ¿qué servicios ofrecen?

El imaginario sexual no tiene más límite que la capacidad para fantasear. Ahora bien, cuando se trata de ponerlo en práctica es importante dar con la persona adecuada para ello, sobre todo cuando se trata de cosas muy específicas o poco usuales. Entre los servicios que ofrece habitualmente una escort puedes encontrar: girlfried experience, masajes eróticos, lluvia dorada, beso negro, francés en diversas modalidades, fisting, dominación, sumisión, juegos eróticos, sexo anal, trío, velas, uso de juguetes eróticos, realización de fantasías, disfraces, atención a parejas, asistencia a clubs de intercambio, ducha erótica, despedidas, acompañamiento…

Tómate un tiempo para pensar qué te gustaría probar y busca a quien lo ofrezca. Debes tener claro que una escort tiene una lista de servicios, y que si no incluye tu fantasía seguramente es porque no la ofrece, no intentes forzar dado que sólo hará aquello a lo que esté dispuesta; pero sigue buscando, si no es con esa persona, probablemente lo encontrarás con otra. O siempre tendrás la opción de preguntar directamente a una agencia para que puedan referirte a la persona más conveniente en caso de posibilidad. 

Libera la mente, relájate ante la nueva experiencia y déjate llevar por las sensaciones que las escorts, que regentan la profesión más antigua, despertarán en ti. No menosprecies su trabajo, mantén siempre el máximo respeto y recuerda que se trata de una relación laboral, simplemente un servicio a cambio de dinero; por su parte intentará que el rato que paséis en compañía sea lo más agradable y satisfactorio posible. Si tienes dudas, consulta con la persona a la que quieras contratar e intenta resolver cualquier cosa antes del servicio, así todo será más natural y fluido.

4 comentarios:

  1. pueeee pa no ser escort, está mu bien escrito.

    Kissss y Kissss

    ResponderEliminar
  2. Discreción, belleza, educación, buena disposición sexual y ante todo ser simpática. Quizá para mi son los calificativos que definen a una escort.
    Buen artículo!
    Gracias.

    ResponderEliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...