-

17 de abril de 2017

Una visita inesperada - Relato erótico



Tenía exactamente media hora para dejar las maletas en el hotel y darme una ducha.

Llevábamos un tiempo hablando por WhatsApp, pero entre nosotros había casi 600 km. Por motivos de trabajo tenía que pasar 3 días en su ciudad, así que decidí darle un toque para ver si podíamos vernos y tomar unas cervezas.


Quedamos a las ocho en la puerta del hotel, y eran exactamente las siete y media. Una vez en la habitación deshice la maleta, saqué el neceser y me fui directamente a la ducha. Cuando hube terminado me sequé un poco el pelo, até una toalla a mi cintura y volví a la habitación.

No podía creer lo que estaba viendo. Ahí estaba ella, justo delante de mí con una copia de la llave; no sé cómo la consiguió exactamente, pero lo hizo. Antes de que pudiera decir nada, un dedo fue directamente a mis labios para mandarme callar mientras se acercaba lentamente hacia mí, mirándome fijamente a los ojos. Cuando estuvo justo delante, su dedo recorrió mi pecho todavía mojado y sus labios atacaron a los míos fundiéndose en un beso cálido. Nuestras lenguas se encontraron y comenzaron a jugar despacio, conociéndose.

Sus manos dejaron de rodear mi cuello para bajar muy despacio hacia la toalla y, hábilmente, deshicieron el nudo haciéndola caer al suelo, dejándome totalmente desnudo. Sus rodillas se flexionaron hasta dejar su boca a la altura de mi polla, se la metió y comenzó a succionar fuertemente haciendo que comenzara a crecer poco a poco. Cada centímetro que crecía le arrancaba un gemido, en poco tiempo mi polla llenó completamente su boca, que parecía no tener fin ya que entraba entera. Mientras lamía y chupaba, sus manos fueron desabrochando su camisa y su sujetador, dejando al aire sus tetas y pezones completamente duros.

Comenzó a jugar con ellos, acariciándolos, pellizcándolos, lo cual le arrancaba ligeros jadeos de placer. Esa simple visión hacía que mi polla se pusiera cada vez más dura, llegando casi a explotar. De su boca caía saliva, y  sin duda era un anticipo de lo que iba a pasar. Se incorporó y, acercándose a la cama, fue desabrochando su pantalón y bajándolo, dejándome ver ese culo que tantas veces había deseado follarme. Bajó sus bragas, se puso sobre la cama a cuatro patas y sus ojos me invitaron a acercarme.


Mi mano rozó suavemente su coño comprobando lo que ya imaginaba, estaba completamente empapado. Al sentir el roce de mi mano un profundo gemido salió de su boca, excitándome de tal manera que decidí hundir mi polla dentro de su coño mojado, de una fuerte embestida llegue hasta el fondo y comencé a follarla cada vez más rápido. Su espalda se arqueaba y su culo rebotaba contra mis piernas. Una larga melena roja caía por sus hombros, la agarré, la enrosque en mi mano y de un fuerte tirón acerqué su cuello a mi boca. Mi lengua comenzó a jugar con él, y su boca entreabierta dejaba escapar fuertes jadeos.

Uno de mis dedos recogió la saliva de su boca y bajó directamente hasta su culo. Mi polla quería entrar ahí, pero había que preparar el camino. Ella sabía lo que iba a ocurrir y lo deseaba con fuerza, así que también comenzó a jugar con sus dedos. En este momento mi verga estaba completamente dura, perfecta para meterla en su culo, así que comencé muy despacio. Cuando el capullo entró, su cuerpo se estremeció por completo, sus gemidos eran cada vez más fuertes y su mirada me pedía más y más. La metí hasta el fondo de un golpe, el placer me volvía loco y ella mientras tanto acariciaba su clítoris hinchado. Mi orgasmo no tardó en llegar, grité de placer mientras me corría dentro de su culo a la vez que otro orgasmo recorría su cuerpo. Saqué mi polla dejando salir toda la lefa lentamente. Su mano jugó con ella, repartiéndola por su culo. Caí rendido en la cama, recuperando la respiración, entonces ella se giró hacia mí y sonriendo me dijo:

- Hola Rick, ¿nos tomamos esas cañas?



Relato enviado por Kujo.

Envía el tuyo, aquí te cuento cómo...

4 comentarios:

  1. Ahhhh !!! jajajaja....quiero que me sorprendan así !!!! Gracias amiga !!! Un relato soñado !!! Abrazo y beso Gwen .

    ResponderEliminar
  2. Excelente relato!
    ¿A quién no le gustaría ser la protagonista?
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, se lo transmitiré al autor ;)

      ¿Verdad que sí? Muy excitante ponerse en su lugar... Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...