-

19 de abril de 2017

NoMo's, siete veces más fuertes que tú, ¿o no era así?


NoMo

Hay veces que parece que vivimos en una etiquetadora, porque no pasa un día sin que una se nos eche encima o sea alguien quien nos la cuelgue.

NoMo's, que nada tienen que ver con el simpático David el Gnomo aunque se asemeje, es como llaman a las mujeres que no quieren tener hijos. Y claro, es todo un fenómeno social porque, habráse visto una hembra cuya finalidad en la vida no sea la de procrear, en fin...

Pero eh, los hombres que no quieren ser padres no tienen mote, ni abreviatura, ni pseudónimo. Son hombres, sin más, porque la paternidad para los hombres se basa sólo en la dispersión de la semilla y consiguiente proliferación de estirpe con su apellido y genes, y a otra cosa, ajá...

Indudablemente toda la población mundial se ve etiquetada, incluso contra su voluntad, en diversas categorías. Categorías que no tienen por qué definir su persona, ni lo que cree, lo que vive, lo que sueña, lo que siente, pero una tras otra se nos van colgando por todos los motivos imaginables -y algunos inimaginables también-. Que si con quién te acuestas, que si a quién votas, que si qué comes, que si cómo vives, que si cómo amas, que si dónde trabajas, que si dónde naciste, que si qué música te gusta...y claro, que si quieres tener o no hijos.

Y quienes contestamos que no a eso último, nos arriesgamos a una serie infinita de preguntas de aquellas personas que no conciben que nuestra vida vaya a estar completa sin descendencia. Esta presión tradicionalmente es más notable en las mujeres, porque de alguna manera nos hemos pasado milenios con la etiqueta de paridera colgada del cuello, y la que no podía ser madre por motivos biológicos -porque no había mucho margen a la elección-, era tratada como basura, no era una mujer completa, estaba rota, no cumplía la única función que se le presuponía a su género y entonces, ¿de qué servía?

Idalia Candelas

Tristemente esa idea ha llegado hasta nuestros días, cuando gente de nuestra propia generación no concibe que no desees ser madre, que en tu vida no tenga cabida la maternidad, que tengas otras prioridades personales y/o profesionales antes de ocupar tu útero. Se nos tacha de contra natura, desagradecidas, egoístas, y puede que el tema no pueda estar más lejos de la realidad, o que todo sea pura subjetividad...

Vas contra natura porque las mujeres TIENEN que tener hijos, y con esta afirmación molestan a quienes no queremos tenerlos, y hieren a quienes no pueden. A las que no les queremos nos da por culo tener que justificar algo que a la inversa no se critica, y me atrevería a decir que a quienes no pueden tenerlos (y los desean) les duele que les pinten la historia como si no pudieran ser mujeres completas sin ser madres (sin hijos no estás completa - quiero, pero no puedo tenerlos - da igual, no les tienes, ergo estás incompleta).

Eres egoísta porque no piensas en quién pagará nuestra Seguridad Social y nuestras pensiones; porque no quieres hacer hueco en tu vida a la crianza; porque eres una inmadura; porque 'hay gente que no puede tenerlos' (también hay gente que no puede andar y no por eso tengo que hacerme el Camino de Santiago); porque ¿quién te cuidará cuando seas mayor?...

Desagradecida porque no deseas repartir amor a una criatura pequeña y blandita con forma de humano en miniatura, y educarle, y limpiarle, y criarle, y alimentarle, y castigarle, y... 

Y qué quieres que te diga, iré contra natura, seré egoísta y una desagradecida pero...

No tendré descendencia porque se presuponga que mi género está naturalmente predispuesto, no tendré hijos sólo porque mis amigas y conocidas estén embarazadas y/o tengan hijos, no me sentiré vacía por no tener hijos, no tendré descendencia sólo para que me cuiden cuando sea anciana, no tendré familia numerosa sólo porque no sé comprar condones y los métodos anticonceptivos me suenan a invento del diablo, no tendré hijos para que alguien esté orgulloso de mí, no tendré hijos sólo para hacer feliz a alguien a quien evidentemente no le importa mi propia felicidad... Y no tendré hijos porque no me sale del coño, literal y figuradamente.

Egoísta es tener hijos para que te cuiden, para 'completar' tu vida cuando ni siquiera puedes mantenerlos, para estar a juego con tus amistades y encajar, tener hijos siendo muy mayor sólo por tacharlo de tu lista sin pensar que esos hijos se sentirán tus nietos y no te disfrutarán, lo es no preocuparse por el ambiente casero en el que se criarán, no pensar en cómo los alimentarás...


Es de desagradecidas menospreciar a una mujer por su decisión y/o por su capacidad biológica de tener descendencia, lo es criticar sin saber los motivos que mueven a alguien a tomar una decisión vital, por creerte mejor por haber parido, por pretender que sean otros quienes críen a tus hijos -pudiendo hacerlo tú- porque bastante hiciste poniendo el alquiler 9 meses...

Contra natura es dejar que millones de niños mueran de hambre en un planeta cada vez más contaminado y más inseguro, contra natura es que habiendo tantos niños deseando una familia y madres y padres deseando un hijo, sea tan complicado y eterno adoptar, contra natura es quien lleva un embarazo a término cuando sabe que abandonará al bebé porque no lo desea...

Las mujeres somos más que un útero, más que una predisposición biológica, más que un conjunto de atributos. Que una persona decida no tener descendencia no es un ataque a la estabilidad mundial, no es un complot contra la naturaleza, no es una afrenta a tu persona, es simplemente una elección vital que, meditadamente, ha tomado. No pienses que por ello no será una mujer completa, porque el error está en pensar que tú lo estás sólo por tenerlos/quererlos; no menosprecies su decisión con un 'ya cambiarás de opinión'; no creas que lo sabes todo sobre esa persona por el simple hecho de que haya dicho que no quiere hijos; no presiones para que cambie su forma de pensar; ni se te ocurra obligarla a tenerlos (seas su pareja, o el Papa); no creas que siente el tic tac del reloj biológico ni que lo sentirá sólo por tener determinada edad.

Olvida esa imperiosa necesidad de decirle a otras personas las decisiones vitales que deben tomar, olvida que la mujer 'debe' ser madre, olvida que a los hombres 'les da igual ser padres', olvida las etiquetas, y si tienes que poner alguna empieza por ti, 'troll metomentodo' como sugerencia...

6 comentarios:

  1. Te has quedado descansada escribiendo este post, ¿eh? jejeje
    Por supuesto, estoy de acuerdo contigo. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía que explotar un poquito, pero oye, ¡lo que relaja!

      Besotes.

      Eliminar
  2. ¡Uffffff! Me has tocado un temita que me enciende... y estoy completamente de acuerdo contigo. Si cada vez que me llaman egoísta me dieran un euro, te estaría escribiendo desde Australia, por lo menos. Uufffff.
    Por lo menos te has quedado agusto con el post. De vez en cuando viene bien desahogarse.
    Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vámonos en nuestros jets privados de parranda, esos financiados por la incomprensión de la gente que nos juzga... Jajajaja, ojalá.

      Ya sabes lo bien que sienta de vez en cuando un post para soltar el cabreo interior, que luego se ulcera y no es bueno ;)

      Besotes.

      Eliminar
  3. Hola. ¿Qué mejor manera de desahogarte que escribiendo un post? Así además se entera mucha gente de lo que realmente piensas. Y por supuesto completamente de acuerdo contigo.
    Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muy buena vía de escape, sin duda ;)

      Creo que es hora de que se deje de juzgar a las mujeres por su decisión de no ser madres. Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...