-

22 de marzo de 2017

Placer en La Vie en Rose



El placer forma parte de nuestra esencia como humanos, y el placer sexual no es menos; lo deseamos, lo anhelamos, lo buscamos, lo encontramos y, cuando hay suerte, lo compartimos.

¿Y si por un casual no encontramos con quién compartirlo, no tenemos tiempo de cimentar algo más aparte de la resolución del placer, o el placer que buscamos no lo hayamos en nuestro entorno? Para todo eso puedes contar con los servicios de las escorts de La Vie en Rose.


En este centro el placer y el mimo al cliente son fundamentales. Escorts de lujo que atenderán esas fantasías que te rondan la cabeza, desde sexo anal a lluvia dorada, hasta beso blanco o masajes eróticos, pasando por una amplia gama de servicios sexuales de lo más variados. 

Quizá tu frenética vida no te dé margen a mantener una relación sentimental, pero deseas sentir la complicidad y pasión que puede proporcionar una pareja. El servicio Girlfriend Experience es perfecto para ese fin; más que sexo, sin las complicaciones de una relación, para que el placer sea algo más que un concepto físico, reconfortando corazones solitarios en momentos puntuales.

Puede que lo que busques sea aportar chispa a tu relación de pareja, ¿qué tal una experiencia con Escorts Barcelona para un toque distinto de morbo, novedad y erotismo? Tu pareja, tú, y una escort satisfaciendo esas fantasías que hace tanto que deseáis cumplir: un trío, mirar mientras juegan con la pareja, un masaje a cuatro manos… Despliega tu imaginación.

Encontrarás una gran variedad de escorts con las que encontrarte y disfrutar del placer más carnal, sólo tienes que decidir qué servicio quieres probar y buscar entre las chicas disponibles con quién te gustaría hacerlo. Cada escort tiene una ficha personal donde conocerás detalles sobre ellas (una pequeña descripción, medidas, edad, nacionalidad, especialidad…)  y su disponibilidad, así como qué prácticas sexuales ofrecen. Todo ello para que encuentres la escort perfecta para la experiencia que deseas.

Entre las prácticas disponibles están: francés natural (sin condón), girlfriend experience, french kiss (beso con lengua), dúplex (con dos escorts), atención a parejas, lésbico, beso blanco (besar al hombre pasándole con la boca su semen tras la eyaculación), beso negro, lluvia dorada, sexo anal, garganta profunda, sado con sumisa (si prefieres dominar), sado con ama (si prefieres que te dominen), francés completo (hasta eyacular), masajes eróticos, cubana, ducha erótica, u otras experiencias sexuales. ¿Buscas algo que no especifican, probar algún fetiche, cumplir una fantasía o proponer algo diferente? Contacta con el centro y comenta lo que tienes en mente, y estarás más cerca de probarlo con su ayuda.

Podrás contratar sus servicios en salidas (a domicilio, viajes, eventos…), y en las modernas habitaciones eróticas de La Vie en Rose, todas con nombres de inspiración francesa. Cada habitación está diseñada para disfrutar del placer de forma inolvidable; enormes espejos, bañeras, duchas acristaladas, iluminación sugerente con cromoterapia, amplias camas… Todo dispuesto para que la experiencia sea lo más cómoda, relajante y placentera posible, para que volver sea casi una necesidad.

Hay experiencias que nos hacen ver la vida de color de rosa, La Vie en Rose te lo pone fácil para vivir muchas de ellas…

10 comentarios:

  1. Parece que tienen un amplio abanico de servicios. Nunca está de más tener información sobre estos servicios.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bastante amplio, sí. Porque no me da el dinero y me sobra vergüenza, pero tengo ahí la cosilla de probar la experiencia algún día...

      Besotes.

      Eliminar
  2. Buenas!
    Cada vez que veo anuncios de este tipo de centros me pregunto lo mismo, las mujeres no buscan placer también? Porque solo anuncian masajistas, girlfriends... O no hay chicos que trabajen para proporcionar placer o compañia o ...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Entiendo perfectamente a qué te refieres, y créeme si te digo que me gustaría escribir sobre centros con escorts únicamente masculinos, pero por el momento ninguno ha contactado conmigo para ello. Obviamente existen esos chicos, pero por desgracia parece haber menos aceptación sobre que sea una mujer la que contrate los servicios sexuales de un hombre. Ojalá pronto centros o agencias de escorts masculinos contactando conmigo para que escriba sobre ello...

      Gracias por pasarte, y por comentar ;)

      Eliminar
    2. De nada! Lo peor, a parte de que no haya centros, es que lo hables en voz alta con alguna amiga y se sorprenda de tu pensamiento y de que no te importaría usarlo (si tuvieras dinero claro porque no son baratos estos servicios)
      Supongo que es por la educación machista que hemos recibido...

      Eliminar
    3. Mucho tiene que ver con la educación, y con los propios tabús de la sexualidad, sobre todo de una sexualidad 'no convencional' digamos. En el momento en el que se saca los pies del tiesto de alguna manera (de un concepto tradicional y muchas veces rancio), llueven críticas por todas partes. Pero bah, ojalá algún día puedas permitirte la experiencia y que sea positiva, eso que habrás disfrutado, y quien no lo entienda es cosa suya...

      Besotes.

      Eliminar
  3. Supongamos -solo supongamos- que mi principal y más inconclusa fantasía fuera comer un enorme plato de espaguetis con albóndigas impregnados a mas no poder en salsa de tomate (y orégano, claro, ya que es mi fantasía no vamos a ir de pobres) sobre las tetas de una mujer mientas suenan los mejores clásicos de Ennio Morricone. ¿Crees que me ayudarían a cumplirla? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, estoy convencida de que cosas más extrañas les habrán pedido, así que no creo que tuvieran problema con tu fantasía a la italiana, todo es preguntar... xD

      Eliminar
  4. La verdad que las escorts estan para pedirlas todo lo que se te ocurra. Por supuesto que todo tiene un límite claro, pero deseando cosas con sentido no habrá ningún problema departe de ellas.

    ResponderEliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...