-

1 de febrero de 2017

Ideas para regalar en San Valentín para todos los bolsillos


Si tienes un calendario sabes que se acerca San Valentín, el día de los enamorados, donde quien tiene amor celebra, y quien no desespera (algunas veces). 

Obviemos que San Valentín, como tal, surgiera a raíz de que el Papa Geladio I prohibiera la celebración de las Fiestas Lupercales (fiesta pagana dedicada a la purificación y la fertilidad), y obviemos también que personalmente creo que a día de hoy se ha reducido a una fiesta comercial (gastar, gastar, gastar) más que a una celebración del amor -que debería ser cada día-. 


Dicho lo anterior, me voy a rendir -estar enamorada me tiene de un blando...- y voy a aportar mi granito de arena con algunas ideas para regalar en San Valentín sin que el bolsillo se resienta, porque se trata de celebrar el amor y no de demostrar cuánto estamos dispuestos a pagar por él.

Ya te rebose la cartera, como si vas buscando euros perdidos en carritos del super, o si te encuentras en un punto medio, tengo una idea para que regales a tu pareja (que le guste, ahí ya no te sé decir, la bola de cristal la tengo en el taller...).

¿Empezamos?

Cuando el amor es tu moneda de pago
Las cosas están muy mal, lo sabemos, y quizá no puedes permitirte comprar nada, pero a veces lo que más valor tiene es lo que menos cuesta. 

- Preparar el desayuno para dos (punto extra si dibujas un corazón con la comida o en un post-it).
- Escribe tus sentimientos en un papel (esmérate, no me seas...) y dáselo en mano o déjaselo en algún lugar donde pueda encontrarlo.
- Haz eso que tu pareja lleva pidiéndote meses y que no haces por vagancia (ya sea clavar un cuadro, recoger los trastos que hay tirados por ahí o quitar los pelos de la ducha), ten un gesto con quien te aguanta, por insignificante que parezca ese gesto.

- Crea una lista de reproducción con canciones que le gusten y envía el link por mail.
- Dedica tiempo. La vida frenética que llevamos a veces nos deja sin momentos para disfrutar. Saca tiempo para un paseo, un ratito de sofá en pareja, ir a Ikea o hacer la colada, lo que importa es estar con tu amor.


Cuando has encontrado unas monedillas perdidas en el sofá
Sí, no hay un duro en la cartera, pero quizá con esa calderilla que dabas por perdida y algún elemento que tengas por casa puedes conseguir un regalo DIY que dar a tu pareja (puede, y solo puede, que un collar de macarrones no sea buena idea, piensa en otra cosa).

- Haz una funda (o más) para sus/vuestros juguetes eróticos. ¿Una bobada? A poco que le guste el orden y conservar bien los juguetes lo agradecerá, y siempre podéis sacar los juguetes para ver si caben en la bolsa y entreteneros con ellos mientras -you know what I mean...-. ¿Ni puta idea de cómo hacer una funda? Yo te enseño.
- El presupuesto no da para comprar juguetes pero, ¿qué me dices para hacerlos? Si tu pareja tiene pene puede que quiera probar un 'agujero' nuevo. Podrá jugar a solas o contigo, y eso también tiene su morbo. ¿Quieres saber cómo hacer un masturbador masculino? Te digo cómo.


- Prepara una velada romántica low cost. Nada de comida cara, unos macarrones con tomate pueden servir (o quizá eso que tanto le gusta comer por común que sea), lo que importa es la atmósfera. Pon luz tenue, música suave, enciende unas velitas (esas que sobraron del anterior cumpleaños también valen), vístete de forma atractiva y dedícale alguna palabra bonita a tu pareja cuando llegue.
- Pon sus canciones preferidas en un CD y escribe un mensaje bonito.


Cuando no vas muy boyante pero quieres tener un detalle
No te sobra, pero puedes permitirte gastar algo de dinero a fin de sorprender y hacer sonreír a tu pareja. Quizá te quites de ir al cine, comprarte unos pantalones o cortarte el pelo en la peluquería, pero merece la pena.

- Compra una cajita erótica en Misensualbox y disfrutad descubriendo lo que contiene.
- Haz una selección de fotos vuestras o, si te atreves, hazte un pequeño book de fotos subiditas, eróticas o pornográficas (tú eliges). Puedes pedirlas en papel a través de la App de Paper Lover para que lleguen a la otra persona en una cajita chula con mensaje o que te lleguen a ti para dársela en mano.


- Prepara una cena íntima. Puedes gastarte algo de dinero, así que pasa de los macarrones con tomate (por más que los devore) y piensa en algo más especial. ¿Os gusta el sushi? Puedes hacerlo en casa (si no sabes hay mil tutoriales en YouTube) y comerlo en un ambiente romántico con velitas, poca luz y música, o incluso hacer de tu cuerpo el plato y que tu pareja vaya comiendo de él.
- Estrena lencería, o regálala. Si la regalas hazlo en una bolsa o envoltorio bonito, y si la estrenas tú deja caer antes de la cita que guardas una sorpresa.
- Encarga algún producto personalizado, quizá una taza de desayuno con una foto de ambos o un mensaje escrito por ti, una camiseta, una cortina de ducha... Hoy día se puede personalizar casi cualquier cosa.


Cuando tienes dinero extra guardado o puedes permitirte abrir más la cartera
No hace falta estar montado en el dolar, puede que te tocara la pedrea en el sorteo de navidad, que alguien te haya devuelto dinero que te debía, o que tu sueldo te permita hacer un pequeño extra.

- Pasad una noche romántica en un hotel, no tiene que ser el más caro, vale con que sea un entorno distinto. A veces el salir de casa, aunque sea en la misma ciudad, le da ese plus excitante de la novedad para que la pasión os encuentre. Tener el detalle de unas copas de vino/champán, unos bombones, unos pétalos de rosa o alguna cosa así caldeará (más) el ambiente.


- Regala un masaje, o mejor, ¿por qué no ir en pareja a que os den uno? Relajaos y disfrutad, dejad que os mimen.
- ¿Qué tal acudir juntos a algún taller erótico? Puede ser un preliminar fantástico y daros ideas para ponerlas después en práctica. Infórmate si se hace alguno en tu ciudad y reserva el que más os interese.
- La juguetería erótica es una gran baza en esta ocasión. Si quieres alguna idea mira entre las reviews, seguro que alguno de los juguetes te acaba conquistando.
- Si a tu pareja le gusta el arte puedes optar por una lámina de arte erótico y enmarcarla, hay multitud de artistas de estilos muy dispares, seguro que encuentras alguna pieza que guste y que, además de sacar una sonrisa, pueda adornar o completar algún bonito rincón.


Cuando el dinero no es problema o has ahorrado lo suficiente
La cosa no es derrochar, si no darse un pequeño lujo (o no tan pequeño), dejarse llevar e invertir en una experiencia nueva que recordaréis siempre.

- Visita un Love Hotel. Aunque la mayoría tengan ese halo de misterio que parezcan destinados a albergar polvos ilícitos con algún amante, pueden ser un rincón lleno de opciones. Hay hoteles con jacuzzi, piscina privada, mobiliario erótico (desde sofás estilo tantra, columpios sexuales o espacios destinados al BDSM en la propia habitación), cama redonda, de agua, espejos por todas partes... Una oda al sexo hecha habitación.
- Si lo del Love Hotel no es vuestro estilo, siempre podéis pasar un fin de semana romántico en un hotel más asequible y ponerle la perversión/romanticismo que queráis de cosecha propia. Si el presupuesto lo permite puede ser un momento perfecto para hacer un pequeño viaje en pareja (lejos o cerca, según economías y gustos).
- Regala un paquete de experiencias, los hay de mil clases y puedes elegir desde alguna más romántica a una más aventurera, tú eliges.


- ¿Queréis compartir la celebración? Quizá un masaje erótico en pareja en un centro especializado, o tal vez un trío con un/una escort os atraiga.
- Compra mobiliario erótico (hay almohadas, sofás, camas...) para poner en vuestro dormitorio, o en vuestra habitación del placer. También puedes ponerlo en el salón y ver las caras de los invitados cuando, una vez sentados, se enteren de lo que es realmente. En Margarita Bonita tienen cosas chulísimas.

Claro que, siempre puedes recurrir al ramo de flores, la caja de bombones o la tarjeta de felicitación escrita por un tal Antonio allá a finales de los 80. Eso está de tu mano. Pero lo celebres como lo celebres, gastes mucho, poco o nada, demuestra el amor que sientes, y hazlo cada día, no sólo uno al año...

Y tú, ¿vas a comprar algo para San Valentín, te gustan mis ideas, te han ayudado en algo, tienes otra aportación, no tienes con quien celebrar la fecha...? Cuéntamelo en los comentarios...

4 comentarios:

  1. Como bien has dicho, la fiesta del amor debería celebrarse todos los días... En mi caso ya hace mucho que suprimimos lo de gastar gastar gastar y tomárnoslo como otro día cualquiera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que realmente importa es demostrar el amor, y hacerlo cada día.

      Besotes.

      Eliminar
  2. Cualquier día es bueno para tener un detalle con la persona que quieres. No soy muy fan de San Valentín, pero si sirve para que al menos, una vez al año, la gente demuestre cariño y afecto, pues mira, bienvenido sea.
    Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, las demostraciones de amor no deben reservarse para un único día. Por demostrar mucho amor cada día!!

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...