-

18 de enero de 2017

i-Scream de Shiri Zinn - Review


Las apariencias engañan, deja que i-Scream de Shiri Zinn te sorprenda y te suba la temperatura. Parece helado, pero quien se derretirá usándolo serás tú...



¿Qué características tiene?

* Silicona.
* 100% resistente al agua.
* 10 modos de vibración.
* Recargable.
* Bloqueo de viaje (para que no te vibre la maleta).
* Unas medidas de 13.5 cm de largo y 5 cm de diámetro en su parte más ancha.


¿Qué incluye?

* Vibrador de diseño.
* Caja musical con melodía jazz vintage.
* Manual de instrucciones.
* Peana opcional.


Experiencia

Lo primero que llama la atención de i-Scream es su apariencia de apetitoso helado, lo segundo su suave silicona, y lo tercero la potencia que esconde. Sin duda es uno de los juguetes eróticos más originales que he tenido la suerte de probar, y aunque puede que por ser precisamente un helado te pegue más para verano, ¿a quién no le apetece de vez en cuando un helado incluso en un día frío?


La presentación del producto dice mucho de la propia diseñadora -Shiri Zinn-, el packaging que se convierte en caja de música jazz vintage, los colores que evocan los años 20, la calidad de los materiales... No se trata de un envoltorio únicamente destinado a proteger el producto durante el envío, sino que está diseñado para que forme parte de la experiencia, que según recibas la caja te sumerjas en la ambientación y te dejes llevar por el ritmo y la curiosidad.

Entremos en materia, y en lo que más interés tienes que te cuente, seguro. i-Scream es un estimulador, debido a sus dimensiones no está destinado a la penetración, sino más bien para acariciar el cuerpo en general, y los genitales en particular -el clítoris especialmente-. Sólo tiene un botón por lo que el funcionamiento es lo más sencillo que puedas encontrarte. Una vez desbloqueado (apretando unos 5 segundos), podrás comenzar a cambiar entre los 10 modos de vibración diferentes pulsando brevemente el botón de nuevo. Para apagarlo basta con apretar de nuevo el botón durante unos segundos y quedará bloqueado.

Soy una gran fan de los juguetes potentes, quiero sentir las vibraciones e incluso tener la posibilidad de llegar a un nivel de intensidad que me vibren hasta las pestañas, y sin duda i-Scream lo consigue. Ya el primer modo de vibración tiene una alta potencia, y los dos siguientes modos aumentan en potencia de forma exponencial -los tres en vibración constante-, desde el cuarto modo de vibración se suceden 7 modos dispares de intensidad discontinua, cubriendo así los 10 modos que posee.

Uno de los inconvenientes de la alta potencia es que en la mayoría de juguetes se transmite la vibración a lo largo de todo el juguete, por lo que puedes acabar con un ligero hormigueo en la mano después de un rato de uso, y eso sucede con i-Scream. Si quieres evitar esa sensación siempre puedes probar a sujetar el juguete contra ti con ayuda de una superficie; si te decides por eso, intenta que no sea una superficie dura, o podrás hacerte daño si presionas con fuerza contra tu cuerpo.


Ciertamente el vibrador es bastante ancho como para plantearse una penetración -que cada cual tiene sus límites, pero yo no lo veo-, aunque tiene un buen tamaño para abarcar el clítoris y alrededores por su parte ancha, y puede centrarse en un punto pequeño determinado -el propio clítoris si se desea- con la parte inferior del cucurucho (ACTUALIZACIÓN: puedes probar a insertar el vibrador del lado del cono y notar nuevas sensaciones); en ese punto la vibración será menos intensa, pero seguirás notándola, quizá sea la mejor forma de empezar a jugar. En cuanto al sonido, es bastante reducido, aunque no sea el juguete más silencioso que he probado, sí está en la lista de los menos escandalosos.

Debido a que el material con el que está hecho i-Scream es la silicona, NUNCA debes usar lubricantes con base en silicona, emplea lubricantes con base en agua, de esta manera alargarás la vida útil del juguete. La limpieza sabes que es muy importante en los juguetes eróticos, siempre antes y después del uso, éste concretamente se lava bastante bien incluso a pesar de los relieves que posee. Agua y jabón bastarán, y como es 100% resistente al agua no deberás preocuparte de que se estropee por mojarlo.

He comentado algo sobre el relieve, pero lo que no he dicho es que tiene una gran ventaja 'táctica'. Ya sabes que entre el lubricante que se añade, y los propios fluidos naturales, a veces los juguetes tienen a mojarse mucho y comienzan a resbalar de la mano por no tener un buen agarre. Pues bien, en el caso de i-Scream, el dibujo del cucurucho ayuda a aumentar la adherencia evitando que se te resbale de la mano, que te parecerá una cosa pequeña, pero es muy importante para no romper el ritmo de la estimulación.

La batería es recargable por lo que, ¡adiós pilas! Cargarlo es muy fácil, basta con colocar la clavija en el pequeño hueco destinado a ello en la parte superior del cucurucho (justo donde acaba el helado de vainilla) y conectar el otro extremo al USB del ordenador -ve girando el helado hasta que des con un pequeño entrante en el juguete-. Deberás, eso sí, asegurarte de que la clavija ha entrado del todo para que se cargue correctamente. El conector está debidamente protegido contra el polvo o el agua, así que se abrirá con la clavija de carga, pero se auto-cicatrizará cuando saques el cargador, manteniendo las propiedades iniciales. Una vez lo pongas a cargar el led rojo del botón de encendido parpadeará, y cuando esté cargado la luz se quedará fija. Shiri Zinn recomienda una primera carga de 12 horas antes de estrenarlo, las veces siguientes con 3 horas será más que suficiente. También indica en el manual que incorpora el juguete, que cargarlo cada 5 meses aunque no lo hayas usado favorece el mantenimiento de la batería evitando posibles problemas.

En la imagen se aprecia la pequeña hendidura para colocar el cargador, junto a la 'vainilla'

Si bien no es un juguete muy ergonómico, sí tiene un atractivo en cuanto a estética y potencia de vibración, y puede ser un regalo de lo más original y discreto, lejos de formas más explícitas. Podrás tener el vibrador decorando en una estantería sin que los invitados sepan su funcionalidad aparte de la decorativa, y luego pasar un dulce rato con él cuando los invitados marchen.


Pros

* Muy sencillo de utilizar.
* Gran potencia de vibración.
* Resistente al agua.
* Fácil de lavar.
* Estética muy discreta.

Contras

* Quizá demasiado potente para personas con muy alta sensibilidad.
* El diseño no es anatómico.
* No incorpora funda de almacenamiento, aunque la propia caja es una buena manera de conservarlo.


Recomendaciones

* Úsalo siempre con lubricante en base de agua.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo, sobre todo la primera vez, para ello basta con agua y jabón neutro. Puedes usar algún limpiador específico para juguetes de silicona, siempre siguiendo las instrucciones de uso. 
* Sécalo muy bien antes de guardarlo, y asegúrate que el paño no deja pelusas. Deja que respire un poco antes de guardarlo.
* Puedes guardarlo en la caja, pero si quieres almacenarlo de la mejor manera, puedes hacerle una funda para guardar todos los complementos del juguete.

Consigue tu i-Scream en la web de Shiri Zinn


Shiri Zinn tuvo la gentileza de mandarme esta preciosidad, y yo adquirí el compromiso de hacer una review sincera y honesta como acostumbro a hacer.

Dime, ¿qué te parece el divertido diseño de i-Scream, te atreverías a una refrescante y cálida estimulación con él, a quién crees que le encantaría como regalo, qué rincón decorarías con él...? Cuéntamelo en los comentarios...

10 comentarios:

  1. Ummm, dan ganas de comérselo, jaja, super original y atractivo. Desde luego quedaría genial en cualquier rincón y como regalo para alguien también lo veo muy factible. Gracias por esta completísima review. Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un vibrador de lo más discreto y original, como regalo sería genial. Gracias a ti por pasarte y comentar, así da gusto preparar post (quizá tenga doble sentido al tratarse de una review...hum).

      Besotes.

      Eliminar
  2. Es muy chulo y divertido, lo desconocía totalmente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay juguetes muy interesantes por ahí que se conocen poco, cuando puedo os traigo alguno de esos para sorprenderos ;)

      Besotes.

      Eliminar
  3. Por lo que se ve, la industria de los juguetes eróticos tiene buenos ingenieros. Que tomen nota el resto de industrias, a ver si se renuevan de la misma manera. Aunque personalmente me gustan más los helados de verdad. Al menos el ver a una mujer comérselo es bastante estimulante...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La juguetería erótica tiene un gran imaginario, renovarse o morir que dirían, sorprender, ofrecer algo nuevo y bueno. No rivaliza para nada con un helado de verdad, es un placer diferente, incluso diferente a comerse uno de manera provocativa. ¿La ventaja? Este es sumamente bajo en calorías, jajaja.

      Besotes.

      Eliminar
  4. ¡Menuda pinta! Dan ganas de hincarle el diente, incluso ahora en plena ola de frío.
    Creo que puede ser un regalo o autoregalo muy original.
    A seguir disfrutando... digo... documentándote.
    Besico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Original es un rato, y para aquellas personas que les da cosa tener algo muy 'evidente' es perfecto, nadie sabrá lo que es...

      Todo sea por dar información de primera mano, ya sabes, sacrificios que hacemos... xD

      Besotes.

      Eliminar
  5. En factormujer.com ya lo tenéis disponible! https://factormujer.com/vibrador-helado-iscream-icecream

    ResponderEliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...