-

23 de septiembre de 2016

Descubriendo el masaje tántrico

Ines tantra
Vivimos con prisa, nuestro día a día pasa de forma frenética y pocas veces -o ninguna- nos paramos a reencontrarnos con nosotros mismos, dedicarnos tiempo y mimarnos como deberíamos, buscando nuestra armonía. Y eso se traslada a las relaciones con los demás, ya sea familia, amigos, compañeros o parejas.

Los encuentros íntimos se convierten en carreras de obstáculos, donde es preciso sortear la propia impaciencia, los quehaceres habituales, encontrar el momento para dejarse llevar y permitir que el erotismo intente ser fluido y apasionado, cosa que no siempre se logra porque sin quererlo nuestra mente flota hacia la siguiente actividad, distanciándonos del placer, el autoconocimiento, la exploración, la sensualidad....


El masaje tantra es un tipo de masaje centrado en las energías, especialmente en la energía sexual. Pero su funcionalidad no tiene que ser meramente erótica, pues no se busca el propio coito o el orgasmo, sino la liberación de la energía o de algún tipo de bloqueo sexual que podamos tener.

Se trata de ser conscientes de nuestro propio cuerpo, de las sensaciones que, a través del masaje, se despliegan y recorren nuestra anatomía, buscando un tipo de paz a veces difícil de encontrar de otra forma. Digamos que es una forma de conciliarnos con el yo interno y el yo sexual.

Capaz de despertar las sensaciones dormidas, tener más presentes otras, y dejarse fluir hasta la liberación de la energía contenida, bien para mejorar nuestra actitud frente a la vida, para descargarnos de tensiones o abrir la mente a experiencias novedosas.

En Inés Tantra puedes solicitar diferentes tipos de masaje tántrico donde descubrir todo eso que te describo. Independientemente de tu sexo, tu forma de vida, tu postura hacia la sexualidad, o si tienes o no bloqueos sexuales, el masaje tantra puede beneficiarte, haciéndote descubrir, entre otras cosas, otra forma de sentir tu propio cuerpo, sin prejuicios ni tabús. Sólo tu cuerpo explorando su capacidad sensitiva.

Dentro del abanico de opciones que ofrecen puedes decantarte, entre otros, por un masaje Lingam, más enfocado al autoconocimiento; el masaje Nirvana, más ligado a la experiencia erógena; el masaje tántrico sensitivo, que ayudará a reducir la tensión corporal; o el masaje en pareja siempre tan excitante y armonizante ayudando a recobrar o avivar el vínculo con la propia pareja.

Ines tantra

La mentalización siempre es un elemento importante de cara a experimentar un masaje tantra. Es preciso dejar a un lado las preocupaciones cotidianas y centrarse en nuestra anatomía y lo que en ella sucede. Coordinar una respiración profunda y dinámica haciéndonos conscientes de ella, sintiéndola como parte del efecto del tantra, intensificando así el resto de sensaciones y abriendo todos los sentidos, favoreciendo la conexión con nuestro yo interno.

Disfrutar de un masaje tántrico es liberador, pero aprender a cómo realizarlo es, a mayores, realmente práctico. El estudio Inés Güell te da la posibilidad de acudir a sus talleres de masaje tántrico, donde aprender a sensibilizar el cuerpo, masajear e intensificar la excitación, ayudando a alcanzar un mayor bienestar sexual. Posteriormente podrás hacer gala de tus nuevas habilidades y transportar a otra persona a ese estado de relajación y excitación que sólo con dedicación y saber hacer puede lograrse.


¿Te apuntas al masaje tántrico y a sus beneficios?

2 comentarios:

  1. Admito que es una cosa que tengo pendiente, no creas. A ver si dejo de ser un p*** vago y me animo a probar estas cosas XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me ha dado bastante vergüenza, ya ves, una que es tímida. Y me da rabia, no creas. Si te animas cuéntame qué tal la experiencia ;)

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...