-

3 de agosto de 2016

Cómo hacer una tarta pene - Receta

 tarta pene

 '¿Pero qué mierda es esta Gwen, recetas, en serio?'

Puede que algo así pase por tu mente, pero recuerda que hace unas semanas te hablé de la tarta pene que le hice a mi mejor amiga por su despedida de soltera, y me comprometí a explicarte cómo la hice. Pues bien, el día ha llegado, y me dispongo a sorprenderte de nuevo con algo que parece que no, pero sí tiene que ver con el sexo (de alguna manera al menos).

Mentalízate porque empiezo a contarte cómo hacer una tarta pene, pero antes te aviso de que es un post bastante largo, aunque con fotos ilustrativas y un maravilloso texto. ¿Qué, empezamos?

Preparando la plantilla
En primer lugar tienes que conseguir un molde pene, o bien ahorrarte el dinero y hacer como hice yo. 

Necesitarás un trozo de cartón de la medida del molde rectangular más grande que tengas o que te puedan prestar. Sobre el cartón dibujaremos un pene, que suena fácil, pero no lo es tanto si queremos algo mínimamente realista y nuestro arte dibujando está en -5. Para evitar penes monstruosos, busca una imagen de pene que te haga gracia e imprime la imagen o cálcala en un folio directamente de la pantalla del ordenador -suena muy cutre, pero es lo más sencillo para regular el tamaño-.

tarta pene

El siguiente paso, obviamente, será recordar el papel sobrante para poder dibujar la silueta del pene sobre el cartón. Cuando lo tengas, recorta el cartón y resérvalo para luego.

tarta pene

Preparar ingredientes
Sin ingredientes no hacemos nada, porque dudo que a nadie le haga especial ilusión recibir una plantilla pene de regalo. Compra y/o prepara todos los ingredientes antes de ponerte en faena, aunque sólo sea por comprobar que los tienes todos.

Te indico los ingredientes para un bizcocho, pero si lo vas a hacer como yo, que usé dos que posteriormente superpuse, necesitarás el doble de los ingredientes para el bizcocho (NO lo mezcles juntos, haremos dos individuales), pero si tienes buena maña y no mucha gente a la que repartir tarta, haz sólo un bizcocho y córtalo por la mitad horizontalmente. Y bien, ¿qué necesitamos?

Utensilios:
Bol grande
Bol pequeño
Batidora
Cuchara
Tamiz o colador
Molde rectangular para horno
Horno (si no de cojones)
Cuchillo (no de sierra)
Plantilla de cartón
Rodillo

Ingredientes bizcocho: (recuerda, cada bizcocho indvidual debe llevar esto, hagas la tarta con uno o con dos bizcochos, no mezcles masa para dos bizcochos o te comerá el horno)
3 huevos
1 yogur de limón
Aceite - 1/2 medida del vaso de yogur
Azúcar - 2 y 1/2 medidas del vaso de yogur
Harina - 2 medidas del vaso de yogur
Maizena - 1 medida de, adivina, el vaso de yogur
Levadura - cucharadita con copete

tarta pene

Ingredientes relleno:
Nata - 500ml (ande o no ande, si sobra alguien se la comerá)
Azúcar - 2 cucharadas

Ingredientes decoración
Foundant - 375 gr
Chocolate blanco para fundir
Fideos de chocolate
Regaliz o cualquier elemento decorativo comestible

tarta pene

Mezclando ingredientes
No te agobies. Parece mucho pero en seguida verás que es de lo más sencillo, sólo un poco aburrido.

En un bol grande (no vale el de los cereales a menos que comas una caja en cada desayuno) tienes que ir mezclando los ingredientes, uno a uno. Primero los huevos -por favor, no olvides quitar la cáscara antes de añadirles-, y los bates un poco con la batidora. Después vierte el yogur de limón -te aconsejo no removerlo antes de añadirlo, en cambio, golpea el yogur boca a abajo contra el borde del bol y caerá entero-. No tires el vaso del yogur, te va a hacer falta. Bate de nuevo. 

Tomando la medida del vaso de yogur -¿ves como lo vas a usar?-, llénalo hasta la mitad de aceite de oliva, vuelca en el bol y bate otro poco la mezcla. Añadimos el azúcar, para ello, llenamos el vaso de yogur dos veces y media (2 vasos y 1/2), y removemos con la batidora.

Ahora viene una parte aburrida para lo que te recomiendo coger el bol pequeño. Vierte dos medidas del vaso de yogur de harina sobre el tamiz o colador -obviamente la idea es que caiga sobre el bol pequeño, así que ponlo debajo-, tamiza toda la cantidad, y cuando acabes, llena el yogur de una medida de maizena (un vaso), tamiza de nuevo, y a la mezcla añade una cuchara -de postre- con copete de levadura. Coge todo el polvito blanco, y vuélcalo poco a poco en el bol con el resto de ingredientes, mientras haces eso ve batiendo la mezcla con la batidora.

Bueno, ya tienes la parte más complicada -por ahora-. Ahora tienes que engrasar el molde -con un poquito de margarina/mantequilla/aceite valdrá-, y llenarlo con la mezcla que acabamos de terminar. Mételo en el horno ya caliente, y ponlo a 200ºC durante 30 minutos. Comprueba que tu horno no esté forjado en Mordor y caliente demasiado rápido; pasar de vez en cuando a ver cómo va estando el bizcocho no es mala idea. 

Cuando el bizcocho esté hecho, sácalo y deja que se enfríe. Si vas a partirlo a la mitad, has terminado esta parte, si vas a hacer como yo, repite de nuevo todos los pasos anteriores para crear el segundo bizcocho.

Este bizcocho es un pene
Por más que visualices que ahí, dentro del bizcocho, cual diamante en bruto, aparecerá un pene de la nada, siento comunicarte que no funcionará, ya lo intenté yo.

Superado el trauma que nos ha supuesto lo anterior, y ya con el/los bizcochos fríos, procederemos a cortar aplicando la plantilla. Si lo harás con dos bizcochos ten en cuanta la dirección en la que pones la plantilla, porque obviamente ambas partes tiene que coincidir después.

tarta pene

Pon la plantilla de cartón sobre el bizcocho, sujétala con firmeza pero sin pasarte, no queremos hacer migas, y con un cuchillo largo ve perfilando el borde con cuidado pero llegando hasta la base. Deja a un lado los recortes -pueden ser de utilidad, o bien ser una nutritiva merienda-. Si trabajas con un solo bizcocho, ahora es el momento de hacerse los valientes y cortarlo a la mitad -horizontalmente, no me seas-, y hacerlo con mucho cuidado. Si trabajas con dos bizcochos, repite lo que has hecho con el primero.

tarta pene

Sea como sea, ya tienes dos bizcochos con forma de pene -wiii-, pero con eso no basta -joo-. 

tarta pene

Pene con relleno
Soez o no, una tarta pene tiene que ir con relleno. Tú eliges qué le pones, pero a mí me pareció más conveniente rellenarlo de nata. Si es tu elección también, manos a la obra. Monta la nata con el azúcar hasta que la consistencia sea tan densa que puedas volcar el bol sin que se caiga ni una gota.

tarta pene

Eh, resiste la tentación y saca ese dedo de ahí. Va a sobrar, así que luego tendrás tiempo de rebañar la nata del bol.

Pon el bizcocho sobre la bandeja en la que vayas a transportarlo, y si no tienes una en la que quepa, coge cartón y fórralo con papel de aluminio. Ahora ya puedes poner la nata.

Montando el pene
Una vez extendida la nata sobre el primer bizcocho, coloca el segundo bizcocho -en la dirección correcta- encima. 

tarta pene

En este punto puedes ser una persona inteligente, y dejarlo así; o ser como yo y cagarla, echando la nata que ha sobrado por los laterales y la parte superior del bizcocho. Si eres inteligente te costará menos colocar y rectificar después el foundant, y si eres retarder -como una servidora- te las verás y desearás para lograrlo. Whatever, tú eliges, pero igualmente recuerda redondear un poco las esquinas con ayuda del cuchillo para que no te quede un pene Minecraft. 

tarta pene
¿Ves? Yo fui gilipollas...

Dando color al pene
El foundant puedes comprarlo en el color que quieras, o bien comprarlo blanco y teñirlo con colorante alimenticio. Yo me decanté por el color más 'realista' que pude encontrar (imagina cómo serían los demás). 

Si estás trabajando con un solo bizcocho (partido por la mitad) te bastará con un paquete de foundant (250gr), si has ido a lo grande, algo más (unos 375gr - paquete y medio). Ablándalo con las manos como si fuera plastilina, y de la pieza saca unos pellizcos que usaremos para dar relieve al glande y crear el efecto de las venas.

Coge un poco de foundant, haz churritos y colócalo como buenamente puedas sobre la tarta pene (en la imagen puedes ver mi intento). 

tarta pene

Para hacer la placa de foundant que pondremos sobre todo lo anterior, engrasa un poco la superficie de trabajo con aceite (no te pases, pero tampoco seas usmias o se te puede pegar el foundant). Coloca la bola que tienes que tener ya más que sobada, y empieza a extenderla con el rodillo (mejor si es de plástico en lugar de madera -en ese caso envuélvelo con film transparente-).

He de avisarte, este proceso va a ser duro, y doloroso, y difícil, y eterno, y cuando acabes no habrás terminado aún con lo peor. Extiende y extiende hasta que, visualmente, tengas el resultado de una preciosa capa de azúcar de color que pueda cubrir la totalidad del bizcocho, hasta la base.

Con ayuda de una espátula (y alguna vela a la virgen), despega el foundant de la superficie de trabajo (aka encimera), y con todo el amor del mundo, toda la paciencia y algo de brío, colócalo centrado sobre el bizcocho. Si fuiste inteligente, levantarlo, rectificar la posición, e incluso reparar alguna pequeña fisura será mucho más sencillo que si fuiste gilipollas y untaste todo de nata. En ese caso, tendrás que hacer lo posible porque aquello quede lo mejor posible sin joderlo a cada intento de arreglarlo.

Ve ajustando el foundant al bizcocho pero sin apretar excesivamente, o puede romperse. Haz pliegues ligeros (todo lo que puedas) para cubrir las partes difíciles (como los huevos), a menos que seas una máquina con el foundant y sepas cómo hacerlo de una manera mejor (que obviamente habrá).

Sobrará foundant en la base, lógico, ajústalo al final del bizcocho y recorta para dejarlo al ras de la bandeja. Intenta reparar los fallos que veas (fisuras, pliegues muy prominentes), pero tampoco te dejes la vida en ello, que es una puta tarta de despedida, si querían una profesional que la hubieran pagado.

tarta pene

Verás el efecto de los churritos de foundant que hemos puesto antes, ahora el pene tiene relieves, y si bien parece la polla de un alien color chicle en general, le aporta más gracia.

Decorando el pene
Aquí reside parte de la gracia de los ingredientes de decoración, además de para lo obvio, para ocultar en medida de lo posible esos fallos que no ha habido modo de reparar.

tarta pene

Funde media tableta de chocolate blanco, y córrete dibuja sobre la tarta. Chocolate blanco, ejem, claro que queremos asemejar el semen, pero mucho más apetecible, sobre todo en una tarta. Ponle especial atención al glande, es un pene enorme, la eyaculación debe ser proporcionada. Si te da por ahí, escribe algo sugerente (o no) sobre la bandeja o sobre el propio pene. 

Antes de guarrear con las sobras, pon un poco de chocolate sobre los huevos, nos ayudará de cara a fijar los fideos de chocolate al foundant. Da un toque más por ahí, y ahora ya sí, puedes comerte las sobras, como en aquella fiesta del pueblo, ¿te acuerdas...? En fin...

tarta pene

Le puse un lazo de regaliz a una tarta pene, ¿porque me pareció la mejor idea decorativa? Pues no, pero justo en ese sitio se me rompió un poco el foundant, y puse una pieza pequeña para repararlo, y quedó peor todavía, así que opté por poner un pegote mucho más llamativo... ¿Qué pasa?

Conservación
Dado que nuestra querida tarta pene está rellena de nata, es necesario meterla en la nevera hasta que vayamos a comerla. En ese momento el chocolate blanco estará duro, y la tarta fresquita.

Cómete la polla
¿Para qué tanto trabajo si luego no probamos al menos un poco? Pero eso sí, deja el marrón de cortar la polla a la novia, novio, o persona a la que regales la tarta, que se joda...

La gente es muy agradecida, y aunque te haya quedado con evidentes fallos se mostrará alucinada. Como te quedarías tú si fuera otra persona la que apareciera con una tarta polla como esta. Será un desastre, pero coño, es una tarta polla y casera.


Me siento obligada a aclarar que no soy una experta cocinera, que era la primera tarta que hacía, que nunca había trabajado foundant, ni siquiera lo había comido, que esta tarta pene es tirando a empalagosa pero no está mal, que el bizcocho está de puta madre (cosa que no podía ser de otra manera porque es receta de mamá), que efectivamente la gente flipará cuando lo vea, por mierdoso que creas que te ha quedado, porque tú lo vales, porque las horas invertidas finalmente merecen la pena. 

Ea, ya te quiero ver haciendo tarta pene y enseñándome el resultado.

Dime, ¿qué te parece mi tutorial de cómo hacer una tarta pene, te gusta cómo quedó, has probado alguna vez una tarta pene, o coño, o teta, o culo, te atreves a poner en práctica la receta...? Cuéntamelo en los comentarios...

6 comentarios:

  1. JAJAJAJA Joder, me encanta. Yo las había visto hechas ya -incluso he regalado un par- pero no se me había ocurrido que podía encontrame semejante dulce post en tu blog. ¡Muy buena! Me apuesto lo que quieras a que alguien va a emularte y a quedar como un Diox en una fiesta xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta sorprenderos, jajajaja. Esa es la idea, compartir mi experiencia (por desastrosa que fuera) para que alguien se luzca en alguna celebración, y si lo hacen, quiero verlo, tartas pene everywhere!!

      Besotes.

      Eliminar
  2. Supongo que eres consciente de que después de este post, en la próxima quedada de bloggers te va a tocar llevarla, ¿verdad?
    Me guardaré el post porque nunca se sabe cuando le tendré que regalar a alguien una tarta pene.
    Besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, con lo que me costó llevarla de una casa a otra, como para viajar con ella, me da que o venís, o ni me lo pienso; sin hablar del trabajazo... Si eso montamos un taller y lo hacemos entre los asistentes xD

      Nunca se sabe, y puestos a sorprender, puede ser muy útil, jajaja. Si llegas a hacerla ya me contarás qué tal.

      Besotes.

      Eliminar
  3. Una receta sensacional y de lo más original! Me la apunto para mi próxima fiesta! Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que arrasas. Si haces la tarta, quiero foto!

      Besotes, y gracias por pasarte ;)

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...