-

18 de mayo de 2016

Kaya de Picobong - Review

Kaya de Picobong

Con el conejito Kaya de Picobong lo último que querrás hacer será callarte.

Picobong es la linea joven de Lelo, y como era de esperar las calidades con las que trabajan son muy altas. El precio de los juguetes es más asequible respecto a la marca 'madre', por lo que si buscas un producto fiable, potente y  silencioso deberías tenerla en cuenta.

Como te he dicho, Kaya de Picobong es un conejito, por lo que estimula el clítoris y la vagina a la vez. Está hecho de silicona de grado médico y plástico ABS y te hará vibrar hasta que olvides su nombre.


¿Qué características tiene?

* Silicona de grado médico y plástico ABS (en la tapa de las pilas).
* Resistente al agua y sumergible hasta 1 metro de profundidad.
* 12 modos de vibración y 7 intensidades.
* Un potente motor.
* Una media de 19.7 cm de largo y 3.2 cm de diámetro.
* Funciona con dos pilas AAA.

¿Qué incluye?

 * Un llavero de la marca que se puede acoplar en la tapa de las pilas.

Kaya de Picobong

Experiencia

He probado varios juguetes de la marca (ya te hablaré de ellos) y la potencia es indudable, Kaya no es diferente y puede ponerte el clítoris a punto de nieve como te descuides. Se supone que tiene un solo motor, pero dependiendo del modo de vibración que pongas notarás mayor fuerza en el cabezal externo, el interno, o en ambos al mismo tiempo. Tanto el tamaño de las partes como la distancia entre ellas es muy buena, al menos para mi fisionomía (ya sabes que cada cuerpo es un mundo, pero al tener brazo exterior largo tiene mucha movilidad tengas el clítoris más cerca o más lejos de la entrada de la vagina).

Cuanto te pones a indagar las velocidades parece no tener fin, 12 modos de vibración y 7 intensidades, ¡imagina la cantidad de combinaciones posibles! Te correrás antes de probarlas todas, a mí me pasó... Picobong se caracteriza, entre otras cosas, por juguetes silenciosos, y si bien no es un martillo neumático, sí le considero el más ruidoso de los que he probado por ahora, cuanto más subes la intensidad mayor es el ruido provocado, pero incluso en una intensidad baja ya se oye más que otros de la colección.

Kaya de Picobong

Ruidos aparte, las sensaciones son muy placenteras y los botones para cambiar la intensidad y el modo de vibración están muy accesibles en la parte baja del vibrador. Con un botón + para aumentar la velocidad, un botón - para disminuirla y el botón M para cambiar entre los distintos modos. Funciona con dos pilas AAA, que siempre puede ser un motivo para echarse atrás por eso de tener que acordarse de tener siempre pilas en casa, pero duran bastante y son baratas y fáciles de encontrar. Para colocar las pilas debes retirar la tapa de ABS de la parte inferior girando, verás que una vez abierto en el lateral hay un pequeño dibujo que indica la colocación de las pilas, algo útil para evitar ponerlas, cerrar la tapa, encenderlo, y tener que volver a colocar las pilas porque no las colocaste como debías (no sería la primera vez que pasa...). 

El mayor problema que le vi a Kaya es la tapa de las pilas en plena acción. No sé por dónde agarras tú estos juguetes, pero yo tiendo a agarrarlos por abajo, y como gires un poco la muñeca puedes sorprenderte habiendo abierto la tapa de las pilas, lo que se traduce en un corte de rollo mayúsculo. Esto no sé si pasa con todos los Kaya, que sea tan súmamente sensible, o es algún defecto particular del mío, aún así te recomiendo agarrar de más arriba para evitarlo.

Kaya de Picobong

Pros

* Una gran potencia.
* Multitud de combinaciones posibles con los 12 modos y las 7 intensidades.
* Sumergible.
* Fácil de limpiar.
* Al funcionar con pilas, no se activará por sorpresa en un cajón/maleta, a menos que no le quites las pilas, claro...
* Marca de calidad.

Contras

* Funciona a pilas, debes acordarte de tener un juego, y recambio por si las anteriores se hacen el harakiri.
* La tapa de las pilas es un corta rollos.

Recomendaciones

* Úsalo con lubricante en base de agua, nunca con uno en base de silicona o se estropeará.
* Lava bien el juguete antes y después de usarlo, sobre todo la primera vez, para ello basta con agua y jabón neutro. Adicionalmente puedes emplear algún desinfectante específico para juguetes de silicona, siempre siguiendo las instrucciones de uso. 
* Sécalo muy bien antes de guardarlo, y asegúrate que el paño no deja pelusas. Cuando lo seques, abre el compartimento de las pilas y asegúrate de secar el borde, y cualquier rastro de humedad.
* Guárdalo en una funda para protegerlo. Si no tienes aquí te digo cómo fabricar una.

Tenía pendiente esta review desde que, hace unos meses, Platanomelón sorteó un Kaya de Picobong a través de Twitter respondiendo a una pregunta, y tuve la gran suerte de llevarme esta joya para casa, que pese a sus contras es muy buen juguete. 

Platanomelón

Si te gusta y quieres probarlo puedes encontrarlo en su divertida web. Seguro que disfrutarás de su potencia.

Dime, ¿te gustan los vibradores de conejito, tienes experiencia con Picobong, qué juguete es tu preferido o te encantaría probar...? Cuéntamelo en los comentarios...

4 comentarios:

  1. ¡Vaya! no conocía yo esta línea joven.
    Como siempre, dando información de primera mano, sexbloggers al servicio de la sociedad.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, todo sea por aportar información fiable e interesante, la vida de sexblogger es muy dura a veces... ;)

      Besotes.

      Eliminar
  2. Pues oye el diseño es super molón me encanta el color rosa (creo que el 80% de mis juguetes son de ese color) y sinceramente si me entra por el ojo.... es mucho más fácil de que entre por otros lados.
    Besitossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un rosa bonito. Estoy contigo, jajajaja, la estética de un juguete importa, y es lo que motiva a probarlo.

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...