-

13 de enero de 2016

Butch Cassidy de Adrien Lastic - Review


Butch Cassidy de Adrien Lastic

Butch Cassidy fue un famoso ladrón de trenes y bancos del viejo oeste; pero no voy a hablar de él, sino de un juguete con el que comparte nombre y que no te robará más que algo de tiempo a cambio de orgasmos, muchos orgasmos.

Este vibrador, como buen conejo, estimula el punto G a la vez que el clítoris. Para esto último incorpora dos fundas (cabecitas) que poder acoplar, una con una oreja -para una estimulación localizada- y otra con dos orejas -para una estimulación más indirecta-, y si optas por no poner ninguna de las dos igualmente disfrutarás de su vibración en el clítoris.

Butch Cassidy de Adrien Lastic es tu vibrador si buscas un juguete potente con una estética agradable, múltiples modos y velocidades, fácil de mantener y de buena calidad.


¿Qué características tiene?

* Silicona muy suave.
* Resistente al agua.
* 10 modos de vibración con 10 velocidades cada una, ¡imagina todas las posibilidades!
* 2 motores muy potentes y silenciosos. Ten en cuenta que a máxima velocidad el sonido será superior que en una velocidad inferior, pero aún así no es escandaloso.
* Una medida de 20.8 cm de largo y 3.6 cm de diámetro, insertables 11.8 cm.
* Funciona con 4 pilas AAA no incluidas -que puedes comprar en cualquier sitio-.

Butch Cassidy de Adrien LasticButch Cassidy de Adrien Lastic

¿Qué incluye?

* Dos accesorios -cabezas de conejo/fundas- que podrás cambiar en cualquier momento.
* Una funda de satén para guardarlo y evitar que se estropee.

Butch Cassidy de Adrien Lastic
Vibrador, accesorios (cabecitas) y funda

Experiencia

Con tan encantadora presencia no esperaba toda esa potencia, y aunque probé cada frecuencia de vibración en todas sus velocidades -por eso de dar una opinión fundada-, no es necesario llegar al máximo para que te tiemblen las piernas. El control del vibrador, con cuatro botones, es de lo más intuitivo, y bastará un vistazo para poder guiarte por el tacto en el momento de jugar con él, con un botón para encender/apagar, uno para aumentar la velocidad, otro para disminuirla, y otro para cambiar el modo de vibración.

Hará falta desenroscar el final del vibrador (la parte negra) para abrir el compartimento de las pilas, el cual deberemos extraer para acoplarlas. Usa 4 pilas AAA, que pueden parecer mucho, pero con toda la potencia que tiene están más que justificadas, y lo cierto es que ese tipo de pila es muy fácil de encontrar y barata, así que no te dolerá el bolsillo cuando se gasten.

Las fundas a modo de cabecita con orejas me intrigaban mucho. Sin colocar ninguna las sensaciones son muy buenas, pero si jugamos a cambiarlas descubriremos nuevas sensaciones. La funda con una oreja centrará las vibraciones en un punto mucho más localizado, y en cambio la funda con dos orejas distribuirá las vibraciones alrededor del clítoris, haciendo que de un modo más indirecto veamos las estrellas.

Todo un plus, y sobre todo tras mi experiencia, que incluya una funda en la que guardar el juguete después de dejar que nos saque todos los orgasmos que queramos.

Pros

* La gran combinación de vibraciones y velocidades, sumadas a los accesorios, te harán pasar un rato de lo más agradable, y difícil será que no alcances un orgasmo -o más de uno- con alguna de ellas.
* Se limpia muy bien con agua y jabón.
* Las fundas (o cabecitas) son fáciles de poner.
* Los controles son muy accesibles en la base del juguete y muy intuitivos una vez los tienes ubicados.

Contras

* Las fundas cuesta un poco quitarlas por el efecto vacío, pero pellizcando con cuidado la cabeza (no tires de las orejas o podrían romperse) acaban saliendo.
* Debido a la posición de los controles es posible que, dependiendo de cómo sujetes el juguete, en un arrebato de energía puedas apagarlo o cambiarle el modo o velocidad de vibración.

Butch Cassidy de Adrien Lastic
Compartimento para las pilas

Recomendaciones

* Lava bien el juguete antes y después de usarlo, sobre todo la primera vez, y lo mismo con las fundas. Para ello basta con agua y jabón neutro. Adicionalmente puedes emplear algún desinfectante específico para juguetes de silicona, siempre siguiendo las instrucciones de uso.
* Antes de lavarlo o mojarlo, comprueba que esté bien cerrado el compartimento de las pilas, y revísalo después para secar la humedad que haya podido penetrar.
* Úsalo con lubricante en base de agua, nunca con uno en base de silicona.
* Sécalo antes de guardarlo, pero asegúrate que el paño no deja pelusas.
* Guárdalo siempre sin pilas. Dejarlas puestas podría estropear el juguete y descargar las baterías.

Puedes conseguir tu Butch Cassidy de Adrien Lastic en la web de Miorgasmo.com, y disfrutar tú también de todas sus posibilidades...

¿Qué te parece la review (es completa, le falta algo, algo que te sobre...), y el vibrador, algún juguete que quieras recomendar...? Cuéntamelo en los comentarios...

13 comentarios:

  1. Han sabido captar tanto la forma como la idiosincrasia del hombre. Fanfarronea de 20 cm pero luego se queda en 11. Eso si, no digo nada de como los usa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, como la vida misma. La diferencia es que éste vibra, y por ahora no he conocido ninguno con un pene que tenga función de vibración, ni fundas para estimular el clítoris. Quizá en el próximo cambio evolutivo xD
      Besotes.

      Eliminar
    2. Me ha quitado el comentario. Es tranquilizador ver que lo que importan son los 11 cm, ya mo me acomplejaré con Nacho Vidal.

      Y no tenemos orejas, pero sí deditos. Al menos el pulgar va muy bien para el caso ��. Lo de vibrar lo tenemos más difícil, pero sobre todo mientras no tengamos mando a distancia o quepamos en un bolso no podremos competir con Butch Cassidy ����

      Eliminar
    3. Rayos, no se ven los iconos si escribo desde el móvil? :(

      Eliminar
    4. El tamaño no lo es todo, ya hablaré de ese tema, pero no hace falta tener un miembro de dimensiones desproporcionadas para dar placer. Los deditos siempre son bien recibidos, y les hay tan apañados que pueden satisfacer cada rincón mientras bombean ;)
      (Me temo que los iconos no se ven, se escriba desde donde se escriba)
      Encantada de tenerte por aquí, espero que te quedes.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Estoy por ponerme pilas alcalinas, porque con estos instrumentos "dopados" no hay quien pueda...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cuál tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Vosotros no vibráis, pero a veces podéis hacer que vibremos con una sola mirada. No es necesario competir ;)
      Besotes.

      Eliminar
    2. Amén hermana!! Seguramente habrá hombres que se sientan menos preciados si ven a su chica masturbandose con un vibrador pero a mi me la pone de marmol! Como.me dijo un dia, este cacharro mola mucho pero no me muerde el cuello mientras me corro ni me acaricia la espalda mientras me follas a cuatro patas. Eso si, yo me encargo de que no le falten pilas a nuestro amigo.

      Eliminar
    3. Es muy excitante masturbarse delante de la otra persona, con o sin juguete. Aporta sensaciones diferentes, pero no tiene por qué dejar de lado al hombre, simplemente es un aditivo. No hay que verlo como un sustituto ni competir con los juguetes, hay que saber sacar provecho de ellos, y hacer feliz a otra persona con ellos debería considerare un plus. ;)
      Besotes.

      Eliminar
  3. A mi me parece una review de lo más completita y el juguete, por lo que cuentas, no tiena mala pinta.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Quería incluir todos los detalles posibles. El juguete es muy interesante, puede que no me hubiera dado por comprarlo, pero un vez probado... Merece la pena :)
      Besotes.

      Eliminar
  4. Hace un ruido como un pitido...algo parecido a un camión dando marcha atrás...es un pitido molesto k anula toda privacidad..no m convence x eso..
    Pipiii pipiiii piii pi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo ese pitido del que hablas, pero lo que sí es cierto es que tienes que estar a gusto con el juguete, si éste te parece ruidoso o molesto, busca otro que lo sea menos. Mi recomendación, aunque no sea un rabbit, prueba el Mahana de Picobong, inaudible!!

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...