-

7 de septiembre de 2015

Los clubs de alterne

 ligar club de alterne

Visitar un club de alterne entra dentro de esos tabús que por más que se hagan rara vez se confiesan, por el motivo que sea. Pero he venido a romper una lanza a favor.

Hace años visité un pequeño club de la ciudad. La historia tiene mucha menos chicha de la que crees, pero sí fue una experiencia curiosa. Música, copas, chicas con escasa ropa, clientela fija… Te puedes imaginar.

La cuestión es que dentro de que el local funcionaba, aunque moderadamente, no ofrecía nada reseñable que no fuera la compañía -siempre con protección-. Y me llegué a preguntar si todos serían, en base, igual que ese pequeño local.

Con el tiempo, no preguntes porqué, he visto que no, que hay otros que ofrecen mucho más. Ese es el caso, por ejemplo, del club de alterne Sala Luxx de  Alicante.

Además de la opción de tener buena compañía mientras te tomas una copa también ofrece shows eróticos, sí, de esos de barra americana que tanto hemos visto en las películas. Pero la cosa no acaba ahí, sino que en el club nocturno o en el restaurante -que si me lo permites tiene una carta variada y asequible para lo que me imaginaba- puedes organizar fiestas temáticas, cumpleaños, despedidas de soltero, e incluso de casado ahora que están tan de moda.

Una diversión diferente que no tiene por qué verse truncada por miradas cotillas puesto que guardan la más absoluta discreción, además de contar con un parking privado -en el que incluso te lavan el coche- para proteger lo máximo posible tu intimidad en esas fiestas o pequeños escarceos.

Como buen club de alterne tiene unas suites de cuidada estética con jacuzzi y cama redonda –¿qué complicado encontrar sábanas, no?- para que puedas disfrutar de la experiencia al máximo.

suite sala luxx

Entre el club nocturno, el restaurante, las suites, los shows, las fiestas temáticas y demás, es digno de mención que cuenten con unas instalaciones adaptadas para discapacitados físicos y sensoriales, para que nadie se quede sin pasar un buen rato.

¿Qué te he venido a contar? Que hay, en cualquier profesión relacionada con el sexo, cierto estigma –mayor o menor según la actividad-, y que sólo hay una manera de deshacernos de ello, y esa es normalizándolo. Dejemos de juzgar a quien trabaja en ello, a quien emplea sus servicios, a quien vive de ello, a quien disfruta con ello. 

Eso, y que si viajas a Alicante o por la zona ya sabes de un sitio para relajarte y pasarlo bien, eso también.

Y tú, ¿has estado en algún club de alterne, has tenido ganas de entrar alguna vez, te ha dado vergüenza, tienes alguna anécdota…? Cuéntamelo en los comentarios.

4 comentarios:

  1. Yo lo tengo pendiente... Mi mejor amigo me ha contado que ha estado en el Training en Barcelona, y ha vuelto fascinado. Todo muy cuidado, gente guapa y mucho sexo... no entiendo por qué no quiere llevarme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un mundo lo de los clubs de alterne. Tú insiste, jajajaja. Lo mío fue por una serie de casualidades y el local no era nada del otro mundo, pero oye, la anécdota está ahí. Si tú puedes ir a uno molón, más divertido será. Ya me contarás si fuiste al final ;)

      Besotes.

      Eliminar
  2. Normalmente los clubes son algo menos "elegantes", este tiene muy buena pinta para tomar una copa siempre que el espectáculo sea bueno, y no las típicas tonterías de las despedidas de soltero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llamó la atención porque tiene cierta clase. Como dices no es el típico, me imagino una clientela variada, no un grupo de viejos verdes que pasan más tiempo allí que en ningún otro sitio.

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...