-

4 de septiembre de 2015

Día Mundial de la Salud Sexual

salud sexual

Hoy, 4 de septiembre de 2015, se cumple 18 años de la Declaración Universal de los Derechos Sexuales.

Allá en 1997, durante el 13º Congreso Mundial de Sexología en Valencia (España), se aprobó la Declaración, y ésta fue revisada y aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1999, en el Congreso Mundial de Sexología celebrado en Hong Kong (China).

La Declaración de los Derechos Sexuales contempla lo siguiente:

> Derecho a la libertad sexual: Establece la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos y excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexual en cualquier etapa y situación de la vida.

> Derecho a la autonomía, a la integridad y a la seguridad sexual del cuerpo: Incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual en un contexto de ética personal y social; están incluidas también la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación o violencia de cualquier tipo.

> Derecho a la privacidad sexual: Legitima las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad, siempre y cuando no interfieran con los derechos sexuales de otros.

> Derecho a la igualdad sexual: Se opone a cualquier forma de discriminación relacionada con el sexo, género, preferencia sexual, edad, clase social, grupo étnico, religión o limitación física o mental.

> Derecho al placer sexual: Prerrogativa al disfrute o goce sexual (incluyendo el autoerotismo), fuente de bienestar físico, intelectual y espiritual.

Derecho a la expresión sexual emocional: Abarca más allá del placer erótico o los actos sexuales y reconoce la facultad a manifestar la sexualidad a través de la expresión emocional y afectiva como el cariño, la ternura y el amor.

> Derecho a  la libre asociación sexual: Permite la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse o de establecer cualquier tipo de asociación sexual responsable.

> Derecho a la toma de decisiones reproductivas libres y responsables: Comprende el derecho a decidir tener hijos o no, el número y el tiempo transcurrido entre cada uno, y el acceso pleno a los métodos para regular la fecundidad.

> Derecho a la información sexual basada en el conocimiento científico: Demanda que la información sexual sea generada a través de procesos científicos y éticos, que sea difundida de forma apropiada y que llegue a todas las capas sociales.

> Derecho a la educación sexual integral: Solicita la impartición de la educación sexual durante toda la extensión de la vida, desde el nacimiento hasta la vejez, y exhorta a la partición de todas las instituciones sociales.

> Derecho a la atención de la salud sexual: Conlleva la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones, enfermedades y trastornos sexuales.

Está en nuestra mano asegurar estos derechos, así como defenderlos, gozarlos y promocionarlos. La sexualidad forma parte de la vida, de lo que somos y de cómo somos. Sé responsable, siéntete libre, respeta a los demás, infórmate y disfruta.

Feliz Día Mundial de la Salud Sexual.


4 comentarios:

  1. Y la mejor forma de celebrarlo sería todos en una cama!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pedazo cama tendría que ser! Haber dónde encuentras una sábana de ese tamaño XD

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...