-

23 de septiembre de 2015

30 cosas que aprendí con los hombres de mi vida


El paso de los años, los errores y aciertos, las vivencias, las ilusiones y desilusiones, las primeras veces, las fantasías, las risas y los llantos. Todo ello te enseña mucho si dejas que ocurra; incluso de las experiencias ajenas puedes aprender si das la oportunidad.

Aquí te traigo una lista con 30 cosas que aprendí con los hombres de mi vida. Puede que algunas de ellas ya las hayas aprendido por tu cuenta, y también puede que otras te pillen de nuevas, así que sigue leyendo y luego me lo cuentas.


A lo largo de los años, si algo he aprendido es...

...que 'sólo la puntita' siempre es mentira, y que ya puestos o todo o nada.

...que un no es un NO, independientemente de quién sea él, y quién seas tú. O disfrutan todos, o no se juega.

...que a quién más le importa de los dos que no estés depilada es a ti. Si las ganas aprietan no hay vello que frene a un bello.

...que 'chupa, chupa que yo te aviso' es un mito. Si atina a avisarte es que podría disfrutarlo más, si no te avisa es que es demasiado buena la mamada como para querer que pares. Cuenta con que no te va a avisar, así que presta atención tú a las señales, no digas que no te avisé.

...que ese 'te quiero' que alguna vez pide salir de tu boca tras un polvo con un follamigo no es más que el resultado de las hormonas postcoitales inundando tu cerebro, y que es mejor contar hasta 10 -o un millón- antes de cagarla.

...que porque lleves tú condones o los lleve él no se está dando nada por hecho, sólo que es mejor prevenir que curar.

...que si no eres capaz de darte placer no puedes esperar que nadie lo haga por ti. Conocer tu cuerpo es primordial.

...que hablar y reír follando mejora el polvo. Siempre.

...que si no sabes si has tenido o no un orgasmo es que no lo has tenido.

...que una mamada o la haces con ganas, o no la haces.

...que el porno se hace para otros, el polvo que echéis es para vosotros. Olvídate de la cámara imaginaria y céntrate en lo que estás haciendo. 

...que si no dices que algo no te gusta no esperes que la otra persona lo adivine. Habla. Hablando se entiende la gente.

...que nunca hay una buena respuesta a un 'te quiero' de otro si tú no sientes lo mismo. Una sonrisa y un beso en los labios es mi forma de huir de esa situación. Responder con 'gracias' es como clavar tu indiferencia en su corazón


...que un buen libro -erótico o no- aporta más que un polvo mediocre.

...que a veces hay que dar un salto de fe y dejarse llevar.

...que las aventuras no suelen llamar a tu puerta. Haz que te encuentren.

...que en el sexo no todo es correrse. Puedes pasarlo bien sin llegar al orgasmo, pero no olvides tu orgasmo si es lo que buscas.

...que si no quieres saber algo, es mejor que no preguntes.

...que un '¿quién se va a enterar?' es la antesala a aparecer en la gaceta del barrio, y que tú siempre lo sabrás.

...que un juguete en la cama puede ser divertido para ambos aunque sólo vaya a jugar en tu anatomía. 

...que masturbarse delante del otro tiene morbazo.

...que si se te queda el condón dentro no debes entrar en pánico. Respira hondo, mete la mano, encuéntralo -está ahí, no tiene ningún sitio al que irse-, analiza los daños y actúa en consecuencia.

...que el dolor de cabeza es la excusa más estúpida que puedes poner para no follar. ¿Sabías que el sexo es un gran analgésico? O tienes una jaqueca que te duele hasta respirar o será mejor que busques algo más convincente, ¿quizá la verdad?

...que si sois follamigos debes tener los límites bien marcados. Si no los dos al menos tú, guarda una distancia de seguridad o el choque podría ser mortal.

...que querer a alguien es bueno, pero no lo es equivocar cariño, capricho o calentón con amor.

...que un 'yo controlo' es el inicio de una película de terror.

...que la telepatía rara vez funciona. Si quieres follar, hazlo saber.

...que una primera vez con alguien, a pesar de la experiencia de ambos, casi nunca es tan buena como podría ser la segunda. O sí. Igualmente prueba, todos nos merecemos una segunda oportunidad para alcanzar nuestro listón habitual.

...que a veces las segundas partes sí son buenas.

...que esperar a que te llame o escriba él primero es una estupidez. Si quieres hablar o quedar con él, mueve ficha, a ellos también les gusta sentirse deseados. En el fondo no somos tan diferentes...

He aprendido muchas más cosas, pero tampoco te lo iba a contar todo, ¿no? Sal ahí y aprende de todo.

Y tú, ¿qué has aprendido, qué te parece lo que he aprendido yo, alguna cosa que seas incapaz de aprender por mucho que la vida se empeñe en darte la lección...? Cuéntamelo en los comentarios...

6 comentarios:

  1. Que todo es mucho más sencillo de lo que lo hacemos y que el amor necesita de una mentira en la que creer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El amor necesita una mentira en la que creer? Yo creo que lo que necesita es confianza y verdad, cimentar el amor -o cualquier otra cosa- sobre una mentira dudo que sea bueno.

      Besotes.

      Eliminar
  2. Yo aprendí que si quieres algo, tienes que ir a por ello y pedirlo (que no rogarlo), ganártelo y dar algo a cambio, que quedarse esperando... no sirve, y que los hombres no son adivinos, pero nosotras tampoco!!!!

    Besitossss

    ResponderEliminar
  3. A mi me quedo claro que No es No y Sí, es Sí y no hay más tu tía y que las ambigüedades sólo llevan a la confusión y a la frustración por eso de "Es que yo pensaba que..." ¡NADA! no somos -ni hombres, ni mujeres- adivinos, ni tampoco lo queremos serlo.
    :D

    Buen post Gwen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comunicación es muy importante, debemos perder el miedo a decir las cosas.

      Gracias :) Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...