-

18 de febrero de 2015

Sin altar, olvídate de follar...

cinturón de castidad

Y esa es la moraleja de los vídeos -y de la web en sí - de soyamante.org. Si no hay boda, no hay polvo. Lo dicen ellos, no yo, que a mí me gusta mucho eso de follar...

Ya he mostrado otras veces mi escepticismo respecto al amor y la entrega absoluta, por lo que te puedes hacer una idea sobre lo que pienso de 'esperar al matrimonio' en lo que a sexo se refiere.

A día de hoy no tengo claro que en algún momento llegue el día en el que pronuncie un 'si, quiero' y lo haga constar en un papel oficial. De niña nunca soñé con casarme y formar una familia, ni me planteé perder la virginidad con el hombre de mi vida.

Debo reconocer que la idea de encontrar con quien compartir todo, de encontrar LA PERSONA, entregar tu virginidad, y además hacerlo antes de peinar canas en el pubis, es bonita, pero poco realista. Sería como creer en todas esas patrañas que nos vendió Disney sobre el amor, que un beso nos salvará de un coma anafiláctico, que el príncipe azul nos encontrará por un zapato, que lograremos evitar una colonización y consiguiente prospección minera con canciones y besos... ¿Realmente te lo crees? Pues eso me pasa a mí, que no me lo trago, y tampoco la idea de Disney ni la de #Soyamante -aplauso si has pillado la gracia-.

Pensar en pasar mi vida con alguien sin saber siquiera si somos compatibles en la cama me parece una locura. ¿Y si no lo somos? ¿Y si no le gusta lo que a mí? ¿Y si lo hace mal? ¿Y si no se deja enseñar? ¿Y si por reservarme al matrimonio no descubro un orgasmo más allá de las revistas femeninas que lea? ¿Y si....?

virgen al matrimonio

Hace tiempo me deshice de ese lastre que es a veces la virginidad, y ni mucho menos lo hice con el amor de mi vida, pero sí lo hice con quien quería hacerlo, con quien, pensándolo en el futuro, no me dieran ganas de arrancarme los ojos ni cortarme las venas con un pelapatatas. Y es que creo que en el fondo eso es lo importante, no arrepentirse. No ya el hacerlo enamorada, esperar años y años de relación para, una vez firmado el acta matrimonial, dejarse llevar ante otro adulto igual de inexperto que tú que a saber qué vicios ocultos tiene, porque claro, ni habéis hablado del tema, ni mucho menos puesto en práctica.

Tengo el convencimiento de que tener diversos 'amantes' a lo largo de la vida es beneficioso. Pueden enseñarnos muchas cosas, ayudarnos a probar cosas nuevas y no temer innovar, perder la vergüenza en el dormitorio -coche, ascensor, cine...-, descubrir qué es lo que nos gusta y cómo... Me imagino mi vida sexual si sólo me hubiera acostado con el primero, y se habría reducido a mamadas, polvos conejeros y orgasmos ausentes. No habría adquirido la fuerza suficiente para reclamar mi satisfacción, ni sería tan buena con las mamadas, ni habría probado mil cosas, y lo más probable es que ese camino no me hubiera llevado a hablarte desde aquí.

Me consta que es posible enamorarse del primero, casarse con el primero y formar una familia con el primero, varias amigas lo han hecho y están felices con sus primeros, pero aún así, de vez en cuando, no pueden evitar pensar en qué cosas podrían haber vivido si hubieran ido a por un segundo. 

No obstante, es una decisión personal. Sólo uno mismo puede decidir qué quiere hacer con su virgo, a quién quiere esperar y hasta dónde llegar, y en el fondo los vídeos celebran el amor y todas esas cosas. Aunque no comparta su mensaje, no puedo negar que hay que tener una fuerza de voluntad brutal para ello. ¿Los vídeos? Estos...



La vida me ha llevado por otro camino, o quizá he sido yo la que lo he elegido sin darme cuenta, quién sabe. Lo que sí sé es que no me arrepiento de no haber  'esperado al matrimonio', no me arrepiento de saber más cosas que antes, no me arrepiento de haber cabalgado distintas monturas, ni me arrepiento de haber disfrutado con ello, ni mucho menos de seguir haciéndolo, pues si llega el día en el que mi PERSONA y yo nos encontramos, estoy segura de que agradecerá que sepa las cosas que ahora sé, y si no es así, no será mi PERSONA...

Y tú, ¿qué piensas de los vídeos y de esperar al matrimonio, tienes idea de hacerlo, lo hiciste, ni de coña lo harías, ya es tarde porque hace muchos kilómetros que perdiste la virginidad en alguna estación de servicio...? Cuéntamelo en los comentarios...

14 comentarios:

  1. Creo que no es cuestión de cambiar de pareja, sino de conocerse, y ya no solo en el sexo, casarse sin haber vivido juntos es dejar todo a la suerte.
    Polvos conejeros, que etapa esa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afrontar un matrimonio sin saber cómo es la otra persona recién se levanta, sus costumbres diarias y demás, es una apuesta arriesgada, que a veces sale bien, pero igual que a veces la tostada no cae por el lado de la mantequilla, suerte. ¿Cómo saber que es amor de verdad para toda la vida si no has tanteado a esa persona y disfrutado/sufrido sus hábitos...?

      Los polvos conejeros... No los echo nada de menos, jajajaja, nunca entendí el porqué de la 'técnica'.

      Eliminar
  2. Yo estoy totalmente de acuerdo! Además, imagínate la sorpresa de esperar años para casarse y e el momento del momento, descubrir que ese hombre dura sólo 5 minutos.
    La práctica hace al maestro, después de todo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estamos, hay que probar la mercancía antes de comprometerse a quedársela de por vida, jajaja.

      Bienvenida al blog, espero verte por aquí :)

      Eliminar
  3. Creo que hoy en día pocas personas esperan hasta el matrimonio. A mí me parece una idea muy arcaica y un poco rancia, la verdad, además de una locura. Una pareja debe compenetrarse bien en todos los sentidos y eso requiere conocerse en todo los aspectos, por sentido común, no?
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, pero todavía hay gente que se deja llevar por esas costumbres decimonónicas. En el fondo, allá ellos, pero a mí no me engañan XD

      Eliminar
  4. Hay que ver el daño que ha hecho la iglesia, y sigue haciendo. La virginidad hasta el matrimonio es uno de los muchos lastres que los curas han colgado a la sociedad, y sobre todo a la mujer. Si un hombre, le da al fornicio antes de casarse, es un machote, pero si lo hace una chica, deja de ser pura y pasa a ser una furcia. En fin, allá cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que pueda molestar a algunos, vivimos en una sociedad machista. Y luego tenemos a la iglesia, que al componente del machismo le añaden su particular punto represivo.

      Allá se lo pierdan las puras, prefiero ser una furcia ;)

      Eliminar
  5. Buenas. Soy @neno972 (no soy anónimo)
    Hay tantas variables que es complejo.. ¿Follar como acto fisiológico...sólo por placer? ¿Sexo con amor? Situación personal de cada uno...

    Mi opinión personal...que cada uno lo haga cuando quiera y pueda.

    ¿Esperar al matrimonio? ¿Probarlo antes para ver si sois compatibles y funciona?... Con la de parejas que he visto que han estado tiempo y tiempo conviviendo y una vez se han casado todo ha cambiado... Es decir...que no sirve ni deja de servir. Cada quien es un mundo.

    Me quedo con...hazlo cuando te apetezca (y puedas) y, sobretodo, disfrútalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo de eso se trata, de que cada cual decida cuándo y con quién, sin importar lo que una institución, una 'tradición' o su entorno crea que es lo mejor.

      Gracias por pasarte, besotes.

      Eliminar
  6. ¿Sexo en una primera cita? Qué disparate...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? ¿Quién en su sano juicio haría tal locura? ;)

      Eliminar
  7. Bueno siempre hay soluciones o rotos para descosidos, genial el articulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La clave, creo yo, está en que cada uno busque a la persona que comparta ideales, así todos contentos ;)

      Bienveni@ al blog ;)

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...