-

11 de febrero de 2015

20 razones por las que no iré a ver 50 Sombras de Grey al cine

cartel 50 sombras de grey

Como ya sabrás a estas alturas, tú y media población, el viernes 13 - como la peli de terror, pero acojonando más, al menos si piensas en los trabajadores de las taquillas de cine y las altas dosis de estrógenos que llenarán salas- se estrena la esperadísima película basada en la trilogía de 50 Sombras de Grey. Digo lo de esperadísima porque me consta que hay una multitud que lleva haciendo planes para ir a verla desde que se oyeron los primeros rumores. Obviamente, como habrás intuido, me excluyo de esa multitud.

Puede que te sorprenda que siendo mujer, y hablando de sexo sin tabús como lo hago, no esté como loca por ver la película. Bien, SORPRESA. He de aprovechar la oportunidad para confesarte también que no he leído los libros, ni tengo la más remota intención de hacerlo. ¿Por qué no iré al cine a ver la película, por qué no he leído los libros? Muy sencillo, tengo 20 razones para no hacerlo, ¿quieres saber cuáles son? Pues sigue leyendo y te las cuento...

1. El cine es caro y prefiero gastarme los billetes en vibradores.
Pienso mucho qué películas pagaría por ver, y ésta no está en la lista, por lo que me parece más atrayente un orgasmo seguro con un juguete a pilas que la remota posibilidad de mojar braga en el cine.

2. Me niego en rotundo a pagar por ver una soft porn.
Ya veo más porno del que me apetece trabajando, y encima me pagan.

3. Nunca me gustó seguir a las masas.
Por lo que leer o ver algo porque está de moda no me parece motivo suficiente. 

4. Censura.
El hecho de ser una película comercial limita las opciones 'creativas', motivo por el cual ya empiezo a imaginarme planos cortos de manos y espaldas, sombras insinuantes y cambios de escena en el momento álgido. No, obviamente no espero ni deseo planos ginecológicos, pero me huelo demasiada insinuación y muy poca chicha. Muy probablemente porque se centren en la historia de 'amor' más que en la experimentación sexual -todo sea que me tenga que tragar mis palabras-. ¿Apostamos a que se ven más tetas y culos en cualquier episodio de Juego de Tronos que en todo el metraje de Grey? Ya, no es justa la comparación, ¿o tal vez sí...?

5. Santo tocho.
Me da un escalofrío sólo de pensar la cantidad de árboles que han talado para escribir un 'Crepúsculo' para adultos.

6. No me trago la historia.
Que me encanta la ciencia ficción, pero de ahí a que el chico malo malote acabe enamorado de la prota hasta las trancas y cambie por ella hay un trecho.

7. Ha abierto fronteras a la literatura erótica, pero...
...no creo que sea una obra tan buena como se cree. Al igual que los programas de cotilleos, tener audiencia no es sinónimo de calidad.

8. Hay cosas que saben mejor en casa.
Y es que si por un casual acabo viendo la película, lo haré en la comodidad de mi hogar, donde podré dejar de ver la película sin que me duela la cartera, dormirme sin molestar, ponerme realmente cómoda, o, en el difícil e hipotético caso de que acabe mojando braga, dar rienda suelta al vicio.

9. Me parece una historia hipócrita.
Disfraza una historia de amor, celos y posesión entre esposas, antifaces y bolas chinas.

10. Si la historia me parece hipócrita, más la actitud de una mayoría de sus fans.
Si bien está teniendo mucho éxito, es de resaltar que muchas de sus fans son mujeres que antes de leer la trilogía se habrían escandalizado y 'castigado' a su pareja si se les hubiera ocurrido darles un azote en el culo en plena faena. ¿De pronto son amantes del spanking...?

11. Confunde las mentes por formar.
Ha quedado muy serio, pero se trata de algo serio. Al igual que Disney creó falsas expectativas en cuanto al príncipe azul de nuestra infancia, E.L. James provoca una versión renovada, quizá menos edulcorada, de lo que es un hombre de verdad y una relación sana.

12. Mi insumisión.
La idea de que sea otra persona la que me controle y domine por completo, y por extensión la relación que exista entre los dos, me cabrea. Una cosa es un punto dominante en un momento dado, y otra el 'si Boana'. Totalmente respetable, pero no va conmigo.

13. Me ponen nerviosa las aglomeraciones de gente.
Y si esa gente son fans chillonas e histéricas, se multiplican mis nervios. No soporto los fanatismos. Y como por mucho que les guste leer sobre dominación dudo que aceptaran de buen grado la hostia que podría soltarles si me cabreo (en caso ultra extremo, no me tomes por una violenta), mejor no tentar a la suerte.

14. Tengo planes mejores.
Que no tengo ni idea de lo que voy a hacer, pero ya sea leerme un libro (de verdad), ver una película (de calidad), depilarme los brazos con pinzas o fustigarme con la cortina mojada de la ducha, algo se me ocurrirá más apetecible.

15. Hay cosas que es mejor hacerlas que verlas.
La idea del BSDM no es que me conquiste en exceso más allá de un azote oportuno o unas ataduras un momento dado, pero si me diera por conquistar fronteras en esa dirección, la película no sería mi fuente de inspiración (¿Has visto? Rima y todo, qué arte que tengo).

16. Estoy soltera.
Cosa que te parecerá irrelevante, pero si fuera a ir a ver esta película al cine, que no es así, ¿con quién iría? ¿Una amiga? ¿Un amigo? ¿Un follamigo? ¿¡Mi madre!? Ninguna se me plantea plausible, y no es que no tenga amigos que vayan a ir a verla a quien pudiera acompañar, pero pasando. Si fuera con algún follamigo, además de darle un sentido que no tiene, al menos para mí, podría tomárselo como una invitación, una indirecta sobre algo que quiero probar, y no. ¿Mi madre? Por favor, ¿qué clase de pervertida crees que soy como para ir al cine a ver esto con mi madre?

17. Irrealismo sexual.
Por lo que me han contado, la protagonista es virgen a los veintitantos, bien, vale, no problem. El problema que veo es que pase de ser Miss Monja de Clausura, a Miss Sumisión fan del sado en un abrir y cerrar de ojos. Que igual es que sólo me pasó a mí, pero perder la virginidad y empezar con lo 'pro' no va a esa velocidad.

18. Los actores me dejan fría.
O lo que es lo mismo, que me excita más una fregona vieja que esos dos insípidos. La elección de los actores no me parece nada acertada, pero oye, yo no he puesto la pasta para la peli, allá ellos.

19. Falta de desnudez.
Sí, está relacionado con la censura, pero voy más allá. Una cosa es que las escenas de sexo acaben dulcificadas, pero, ¿qué hay de los desnudos? ¿Una película con alto contenido sexual sin desnudos? Por lo que he leído el actor añadió a su contrato una cláusula en la que descartaba un desnudo frontal, ¿acepta hacer esta película, pero le da vergüenza enseñar el pene? ¿Acaso no es tanto pene como cacahuete? No entiendo ese sexismo con los desnudos, tetas y coños sí, pero pollas no. Pues vale...

20. Porque no.
Y es que con esta lo resumo todo, no y punto y no hay más que hablar. ¿Sabes lo difícil que ha sido pensar las 19 anteriores? Pues eso. Que no.

A pesar de todas estas razones, y porque la información es poder, he visitado varios enlaces relacionados con el tema, y como persona ultra curiosa, he hecho un test en uno de ellos, exactamente aquí, para ver (supuestamente) qué tipo de amante soy. Yo no digo nada, y la fidelidad de estos test es sumamente cuestionable, pero esto me han contado...

test 50 sombras de grey

Y tú, ¿vas a ver la película, te arrastrará tu pareja, huirás como yo, quieres convencerme de verla, has hecho el test, se te ocurre algún motivo más...? Cuéntamelo todo en los comentarios, y si vas a hacer de 'hater' no olvides la educación...

9 comentarios:

  1. No voy a ir a verla porque el libro me resulto aburrido y monotono. Parece que lo haya escrito un adolescente y es eso, crepusculo versión BSDM.
    En cuanto al desnudo del chico es normal, o es sexismo, sino que es algo que con la película se va a revalorizar muchísimo por si algún día lo quiere vender.
    De verdad no irías al cine sola? Me ha encantado la expresión mojar braga.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees que algún día venderá el desnudo? No lo creo, si en una película así no lo ha 'vendido' dudo que lo haga en un futuro. La cosa no es que tenga ganas de verle la polla, es más bien una cuestión de igualdad. Hasta no hace mucho la idea de ver un pene en el cine, que no fuera en una porno, era algo relegado a películas independientes como quien dice. A día de hoy por fin se empieza a tratar el desnudo masculino como el femenino, como algo natural, ¿qué mejor momento que ahora para venderlo?

      Sólo he ido sola al cine una vez, cuando estrenaron Titanic, y no puedes creer todo lo que me aburrí. No disfruté de la película, estaba rodeada de locas llorando desde los trailers, y no tenía con quién hacer un breve comentario jocoso, me gusta el cine en compañía. La expresión de mojar braga es genial, y el hecho mucho mejor ;)

      Besos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Yo no voy a ir a verla, como tampoco he leído los libros. Odio que lo vendan como algo erótico, cuando es la típica historia de chica conoce a chico malote y le intenta reconducir por el buen camino, pasando los sábados en Ikea y los domingos comiendo con los padres, mientras el látigo coge polvo en el trastero.
    Sí que reconozco que ha servido para que muchas mujeres se desmelenen y vivan su sexualidad de forma más abierta y natural.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la típica historia solo que me han añadido un látigo y unas bolas chinas para lavarle la cara, pero en el fondo es eso, la típica historia. Ya me he imaginado a Grey empujando un carrito del Ikea malhumorado y la otra viendo qué cortinas ponen en la nueva habitación, que ya no es roja, sino rosa con lunares...

      Supongo que a veces tiene que haber cosas 'malas' que desencadenen cosas buenas, como una mayor variedad sexual, perder el temor a probar cosas nuevas, abrir el debate y las mentes... En este caso, han hecho falta tres volúmenes XD

      Eliminar
  4. A mi me parecio mas divertido, en vez de ir a ver la peli, hacerme una acreditacion de prensa falta y ponerme a la entrada del cine y dedicarme a entrevistar a los grupos de chicas que iban a entrar a la sala... Me lo pase pipa haciendo preguntas como: "pero entonces a ti te mola que te azoten y eso??" jjejejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, original, y seguro que mereció más la pena. No tendrían desperdicio las preguntas ni las respuestas XD

      Eliminar
  5. No pagaré por verla... tus veinte razones son más que estupendas y las comparto.
    Sí leí el libro, y la prota me pone de los nervios, aunque terminé el primero por constancia...al menos en la peli no se oirán sus estúpidos pensamientos.
    Prefiero otro tipo de ciencia ficción. :)
    Vengo tras la recomendación de aquellonoerayo y me alegró! me gusta lo que estoy curioseando. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí que es constancia y fuerza de voluntad!!

      Bienvenida al blog. Me alegra que te guste lo que ves, espero verte por aquí :)

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...