-

9 de diciembre de 2014

Y a ti, ¿quién te habló de sexo?

pato Donald doble sentido

Hace unos días hablaba con un amigo de la importancia de una buena educación sexual, y gracias a +Iracy Llinares Alves leí un artículo al respecto, sobre la necesidad de educar en materia sexual y afectiva desde la más tierna infancia.

Vivimos en un mundo hipersexualizado, donde las series, el cine, la música, la literatura y cualquier cosa que llene nuestros sentidos está salpicada de carga sexual. Pero a pesar de respirar sexo, hay una ignorancia abrumadora, y lo más deprimente es que esa falta de información no la padecen sólo los niños o adolescentes, sino que abarca el grueso de la población. Que se practique el sexo no quiere decir que se sepa de sexo.

No se si tú tuviste alguien que se sentó contigo y te hablo abiertamente de sexo, explicándote cosas y resolviendo tus dudas. En mi caso no lo hubo. No es que en mi casa se tomara el tema como algo tabú, pero digamos que se obviaba, y yo tampoco pregunté al respecto. Lo poco o mucho que sé sobre el sexo a día de hoy lo he aprendido por mi cuenta, leyendo, investigando, viendo porno y practicando.

Las únicas nociones al respecto que recuerdo datan de la época del colegio, con 11-12 años, y se limitaron a ponernos un vídeo en el que, mediante dibujos animados, hablaban de los cambios físicos de la pubertad, y la única referencia al sexo transcurría de la siguiente manera...

Una pareja se besaba en una habitación, se metían en la cama y se tapaban hasta las orejas con el edredón, el cual empezaba a moverse ligeramente. Mientras tanto, el estampado del edredón, formado por decenas de cuadrados con una pareja de gatos cada uno, se restregaban de lado el uno con el otro. Fin.

dudas sexuales¿Qué he aprendido con ese vídeo? ¿Que si me froto el lomo con otra persona estoy practicando sexo? ¿Que si me beso con alguien y me tapo con un edredón y lo muevo estoy teniendo relaciones? Sinceramente, aprendí más de sexo con los documentales de animales de La 2 que con aquel infame vídeo.

Se tiene la absurda creencia de que cuanto más temprano se hable de sexo, antes se despertará el deseo o la excitación sexual, pero me parece una soberana estupidez. Es como decir que si te hablan de Colón te van a entrar ganas de colonizar todo a tu paso. El problema no es informar y educar sobre el sexo, lo es tratarlo como algo tabú, prohibido, algo que debe avergonzar, y sinceramente, por 'educación' como esa creo que derivan muchos problemas y disfunciones sexuales, porque nunca se ha hablado con naturalidad, con la misma que se puede hablar de los cambios de voz y el desarrollo de las gónadas en la pubertad (yo también sé ser técnica).

La imposición de creencias, leyendas urbanas y demás, que parecen cuentos para asustar a los niños, acaban por meter el miedo en el cuerpo, por negativizar ese impulso o despertar sexual, tacharlo de perversión, haciendo que la culpa se adueñe de esa persona en desarrollo, lo que a la larga derivará en un adulto con perjuicios, acomplejado, desinformado e irresponsable si no pone remedio por sus propios medios.

Soy incapaz de imaginar cuántos traumas, daños, desilusiones y complejos se podrían haber evitado con una educación sexual adecuada, pero sí sé que son muchos más de los que piensas. Cuando no se atiende a un aspecto de la educación tan importante como ese, se abre la puerta a fuentes de información poco fiable, como pueden ser los amigos quetodolosaben o el porno.

batman y robin gayEl porno, ¡qué gran entretenimiento sexual! ¿Eh? No hay nada de malo en disfrutar de un vídeo pornográfico en solitario, o en compañía, puede abrirte la mente, ayudarte a experimentar cosas nuevas, avivar la imaginación, la pasión, el morbo.... Pero ¿qué pasa cuando una mente que todavía no está desarrollada por completo tiene al porno como única escuela de conducta sexual? Pasa que encontramos adolescentes que no saben decir 'NO' cuando algo no les gusta (por no decepcionar, por miedo, porque se sienten coaccionados...), adolescentes que no aceptan un 'NO' pensando que se trata de un juego, y que si fuerza la situación la otra persona acabara gozando como una perra jadeante, adolescentes que creen que todo cuanto sale en las películas porno es lo 'normal', y que es un reflejo de la realidad, adolescentes que no saben que tienen derecho a disfrutar y que no son un mero juguete sexual. Adolescentes hipersexualizados que no tienen, al fin y al cabo, ni puta idea de cómo es el sexo en realidad. Y no tienen ni puta idea porque nadie les ha enseñado a diferenciar las fantasías de la realidad, nadie les ha enseñado a hacerse respetar, nadie les ha enseñado cómo funciona su cuerpo y el de otros, nadie les ha enseñado que no les pasa nada malo porque les atraiga alguien del mismo sexo, nadie les ha enseñado a no tener miedo de preguntar... Nadie se ha parado a educar su sexualidad.

Se piensa que si no hablas de ello no existe, que si no lo enseñas no creas una curiosidad, que si lo prohíbes no despiertas las ganas de experimentar. Y lo cierto es que es todo lo contrario. Cuanto más se oculta, más curiosidad genera, es un principio básico. Que te digan que no puedes comer patatas, y soñarás con jugosas y crujientes patatas, y cuando se descuiden te habrás comido media producción nacional.

abstinenciaY no es sólo imprescindible una buena educación sexual, sino una buena salud sexual, ¿o acaso no te has parado a pensar que si existiera mayor educación al respecto no serían tan numerosos los casos de contagios de enfermedades de transmisión sexual, de embarazos no deseados o abortos? Claro, es más fácil vender la idea de que practicarlo es insano que promover una buena práctica, es más fácil criminalizar el aborto que educar en la prevención del embarazo, es más fácil dejar que aprendan de donde no deben...

Siempre correrá esa leyenda que dice que si es la primera vez que follas no te puedes quedar embarazada, o que si la sacas antes no pasa nada. Por favor, ¡si se está usando más la marcha atrás ahora que en época de mi madre! Y cada día veo más preguntas absurdas basadas en cosas que les han dicho o han oído, como que una mujer se puede quedar embarazada si traga semen, o que si te lavas antes no contraes ninguna enfermedad. Son preguntas que me generan risa e indignación a partes iguales, preguntas que, con una buena educación sexual, no existirían.

Se seguirán enseñando matrices y derivadas, pero olvidarán la educación sexual. No se tú, pero a mis 28 años no he necesitado las derivadas ni una sola vez...

¿Dónde está el fallo? ¿Le pondrán remedio de una vez por todas? ¿Le darán a la educación sexual la importancia que merece? ¿Los padres hablarán de sexo con sus hijos con la naturalidad que merece el tema?

Y a ti, ¿quién te habló de sexo? ¿Crees que tienes una buena salud sexual? Cuéntamelo en los comentarios...

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y tanto, la duda es si en algún momento nos pondremos al día... ;)

      Eliminar
  2. Como ya he dicho en algún post mío, yo no entiendo demasiado de sexo, lo justo para quedar a gusto. Creo que a principios de los ochenta, mi época, todo el mundo aprendía de la misma manera, con revistas que le mangábamos al quiosquero de turno y de lo que te contaban los más espabilados...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tu época, anteriores y posteriores. Al final aprendemos con lo que tenemos a mano, solo que quizás aquello que tenemos tan a mano no siempre es lo idóneo. Y los espabilados que dices, no siempre eran de ayuda, a veces creaban más dudas porque solían 'pavonearse' y de lo que contaban a la realidad, había un mundo.

      Besotes.

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...