-

20 de noviembre de 2014

Serie 'Tipos de Atracción'- Hollywood

cartel de Hollywood

Si hace unos días comenzaba esta serie de 'Tipos de Atracción' hablando de la Atracción Incendiaria, y seguía con la Atracción Bola de Nieve, hoy continúo con otra carente de un estudio universitario americano que la corrobore, la Atracción Hollywood

El nombre da muchas pistas de por dónde voy a ir, y la denominación puede parecer tan absurda como las otras, pero es mi serie y la nombro como me da la gana. ¿Alguna queja? Pues en los comentarios... Vamos al lío, que nos cierran el cine.

Esta es la típica atracción unidireccional. Puedes soñar con esa persona, imaginar una vida con ella, las risas, las miradas cómplices, los arrumacos, la pasión, los dolores de cabeza inventados, los pelos en el baño, lo que quieras y pase por tu cabeza, pero sabes que es más que probable que no pase de ahí, de tu cabeza.

Tienes más posibilidades de que te toque la lotería, abras el brick de leche sin que te salte ni una gota, no pises un charco en un día de lluvias torrenciales y que ningún teleoperador te llame a la hora de la comida ofreciéndote LA tarifa, todo en el mismo día, que de acabar haciendo realidad esa fantasía que te has montado en el coco, y eso es así.

Esa estrella de Hollywood (extensible a televisión, música, biología marina o cualquier otra categoría/persona con la que el contacto directo sea una ensoñación) no sabe cómo te llamas, a qué te dedicas, cuáles son tus gustos, o siquiera si existes, no hablemos ya de la remota posibilidad de que si lo anterior ocurriera, se fijara en ti y te brindara una oportunidad de algún tipo.

escalera al cielo

Es una atracción sin feedback de ningún tipo, tu idolatras a esa persona, tienes su foto en tu carpeta (muy época Super Pop eso, ¿eh?), ves todas sus películas, oyes todas sus canciones o sigues todas sus conferencias o publicaciones, pero no recibes nada de ella, ni indiferencia, que ya es decir.

Una cosa es que te guste, te ponga, o creas estar in love de esa persona, y otra que eso te vaya a llevar a algún sitio que no sea un frenopático como no te controles y seas realista. Soñar es gratis, claro que sí, pero sé consciente de tus limitaciones, esa atracción no pasará de ahí.

Si has experimentado esta atracción alguna vez formas parte de ese 97% de personas a las que le ha pasado. No es malo ni grave, pero si por un momento te imaginas que tienes al motivo de tu atracción en la cama, y no es en un momento de intimidad en solitario (o fantaseando aunque estés en compañía), si empiezas a garabatear tu nombre junto al suyo, o se vuelve una obsesión, suelta el ratón del pc, deja de buscar información sobre esa persona, y trasládate a una cabaña solitaria en el monte por una temporada.

¿Lo has experimentado alguna vez, quién era el fruto de tu atracción Hollywood, llegaste a un punto de obsesión preocupante? Cuéntamelo en los comentarios...

2 comentarios:

  1. Yo, no sólo he tenido ese tipo de atracción, si no que aún la tengo. Aunque eso sí, siendo consciente de que no me voy a comer nada de nada...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo realistas, ¿no? Anda, que si va y se cumple... Si es así ya me contarás, no me dejes con la intriga ;)

      Eliminar

Yo ya he hablado, ahora te toca a ti...